Los pros y los contras de tener un avión presidencial

Gobierno y oposición discuten en el Tribunal de Cuentas y en el Parlamento la adquisición de una aeronave Hawker
Embed

Gobierno y oposición se enfrentan en casi todos los asuntos que se le presentan. Ahora lo hacen por la compra del avión presidencial ya que, a las críticas por el costo de la aeronave, se le suman las dudas acerca de la transparencia de la licitación que permitirá adquirirlo. Una de las ventajas de tener avión propio es la de poder trasladarse sin depender de los horarios de las aerolíneas.

Todos los países de la región, sin importar su signo político, tienen uno o varios aviones a disposición del Presidente.

Además, se invita a los viajes a empresarios con los que el mandatario va charlando de negocios y perspectivas.

Del otro lado, como principal crítica, aparece el costo de esa operación. En este caso, el avión modelo Hawker se pagará un millón de dólares, a lo que debe sumarse lo que cueste su mantenimiento.

Hasta ahora los presidentes uruguayos utilizaron para sus traslados de media distancia, es decir a países vecinos, aviones de línea comercial o aeronaves de la Fuerza Aérea que no pasa por su mejor momento en cuanto a los recursos materiales.

De hecho, sus aviones están obsoletos, según lo reconocen jerarcas de esa fuerza.
El "Brasilia" y el "Hércules" fueron los aviones militares utilizados por los últimos mandatarios, incluido Tabaré Vázquez.

Al Hércules, un avión grande y de carga por excelencia, se le acondicionó un contenedor en su interior con sillones y una oficina para que viaje el presidente de la República, en un cubículo con condiciones de mayor comodidad y con menos ruido.
.
Vázquez lo utilizó en su primer gobierno para ir a Paraguay y a su regreso, en el aeropuerto de Asunción, debió esperar a que el copiloto se bajara del avión para mover la hélice con la mano, como se hacía con los cachilos para que arrancaran, según lo presenció El Observador.

El senador José Mujica, que se oponía a la compra de un avión presidencial, ahora la defiende aunque aclaró que no opina de la licitación porque no conoce todos los detalles.

"A veces hay que cometer el disparate de tener que volar con un avión de carga para ir a Brasilia o con el Hércules que es capaz de comer una fortuna para calentar los motores. Es una discusión de una mezquindad tremenda", dijo Mujica a Montevideo Portal.


La idea de comprar un avión presidencial se manejó durante el gobierno de Mujica e incluso trascendió que la expresidenta Dilma Rousseff le ofreció probar uno de los aviones Embraer con la intención de venderlo a precio de amigos. Al final, el negocio no se concretó.

En su período de gobierno y con un mundo más interconectado, Mujica le pidió a sus excolegas, Cristina Fernández (Argentina) y a Evo Morales (Bolivia) un aventón para trasladarse con ellos en los aviones presidenciales.
Ahora, Vázquez decidió avanzar.

.
El avión modelo Hawker del año 1979, más el costo de formar a la tripulación y una camilla de US$ 90 mil, se pagará en total US$ 1.010.000 según la licitación.

Apoyándose en un informe de la Fiscalía de Gobierno que desestimó los argumentos del Tribunal de Cuentas que observó la licitación, el presidente comprará un avión Hawker de 1979 que, según supo El Observador, ya está estacionado en la base militar junto al aeropuerto de Carrasco.

Pero la discusión no terminó. El Tribunal de Cuentas recibirá hoy un informe de su servicio jurídico y seguramente empezará en esta jornada a debatir nuevamente sobre las observaciones que interpuso. El ministro del Tribunal, Álvaro Ezcurra (colorado) opinó que nunca había visto una licitación "tan dirigida como esta", según informó el semanario Búsqueda.

En diálogo con El Observador, los ministros del Tribunal de Cuentas, León Lev y Oscar Grecco (este último recientemente renunció a su cargo) rechazaron la interpretación de Ezcurra.

Grecco aclaró a El Observador que en la sesión donde Ezcurra hizo esos comentarios, él dijo expresamente que votaba la observación de la licitación del avión presidencial "porque consideraba que el pliego no se ajustaba a derecho, pero que dejaba expresa constancia que no consideraba que la licitación se dirigiera a favor de nadie". "Eso lo dije y lo sigo afirmando", afirmó Grecco.

El debate continuará también a nivel político.

El senador colorado Pedro Bordaberry interpelará al ministro de Defensa Jorge Menéndez y el Partido Nacional apoya la convocatoria que se formalizará la semana próxima.

El otro avión

Cuando en 2013 ANCAP compró su avión Cesna 414, en US$ 385 mil bajó la presidencia de Raúl Sendic, se dijo que también sería utilizado por Presidencia de la República. El avión está en Melilla.

Populares de la sección

Acerca del autor