Madre de Lola Chomnalez: "No dejaremos que la causa perezca"

A dos años del homicidio, la familia tiene más esperanza de que se resuelva
El cuarto de Lola Luna Chomnalez sigue intacto en su casa de Buenos Aires. La puerta quedó cerrada para no volver a abrirse, después de que el 26 de diciembre de 2014 Lola se subió a un ómnibus para viajar a Montevideo y llegar a Valizas al otro día de tarde. Su madre, Adriana Belmonte, recuerda que ese día había un temporal en la capital. "Yo tenía un presentimiento y pensaba: ´Uy, si llega con temporal a Montevideo..´. Pero Lola llegó bien", contó a El Observador.

Su hija le avisó apenas pisó el balneario de Rocha, a donde viajó para pasar sus vacaciones con su madrina, la pareja y el hijo. La próxima noticia que tuvo de Lola le llegó recién al otro día sobre la noche, hoy hace exactamente dos años: a su hija la estaban buscando desde las 2 de la tarde y la joven de 15 años no aparecía. Dos adolescentes que viven en la zona la encontraron muerta dos días después, en las dunas.

Desde ese día, más de una decena de personas desfiló por el juzgado penal de Rocha y cuatro fiscales tuvieron a cargo el caso. La última, Patricia Sosa, tiene el expediente desde finales de marzo y la familia de Lola espera que continúe hasta que se le pueda dar un cierre.

La madre de la adolescente dijo que durante el 2016, algo que "quedó claro es que la causa está activa". "Si mi hija estuviera viva y estuviera muy mal con una enfermedad terminal, o si yo supiera que su vida está en riesgo, no me movería de al lado de ella. Y lo mismo se aplica para esto: tanto Diego (su padre) como yo somos su voz y su cuerpo, somos su presencia. Ella está ausente pero nosotros marcamos su presencia y esa es la fuerza que te da. El fin de nuestra vida es encontrar justicia para Lola y que arroje luz sobre los que hicieron esto. No vamos a dejar que la causa perezca", dijo.

Un año atrás, si bien la lucha era la misma, el sentimiento era distinto. "Pensaba que era todo un chiste la investigación que estaban haciendo, porque no íbamos para ningún lado. Pero a esta fiscal la veo activa con la causa, hizo lugar a medidas que nosotros hemos pedido", dijo su madre.
La familia de Lola y su abogado, Jorge Barrera, se reunieron con la fiscal el 25 de noviembre lo que, según manifestó su madre, les dio más "esperanza" de que el homicidio se resuelva. Fuentes vinculadas al caso indicaron a El Observador que se manejan varias líneas de investigación.

Dos semanas atrás, el resultado de una prueba de ADN que se le hizo a un joven con un resto de sangre encontrado en la mochila de Lola dio negativo. A su vez, se siguen cotejando muestras de ADN de personas presas con la sangre de ese bolso.

Hace algunos días, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, recibió una carta firmada por la presidenta del Consejo Nacional de Mujeres de Presidencia de la Nación (Argentina) en el que agradecían el trabajo de la fiscal Sosa, según pudo saber El Observador.

Empezar el "duelo real"


Adriana espera que el caso se resuelva cuanto antes "para poder empezar el duelo real". A lo largo de estos dos años optó por la meditación, el yoga y el bordado para intentar "enmendar y no quedarse anclada y sufrir". "Si hay algo que aprendí en este último año es a no apegarse al sufrimiento. Acá la única victima, la que la pasó mal, la que se llevó la peor parte, fue Lola", dijo y repitió varias veces un concepto que siempre tiene presente: "Tener una actitud ´Lola Luna´".
"Ella era un ser de luz. Se llamaba Lola Luna y era un ser de luz, una persona que vino a mejorarnos. Así como es nuestra versión mejorada ella nos mejoró a nosotros como Adriana y como Diego. Creo que la actitud que merece es la actitud ´Lola Luna´", afirmó.

A pesar de que la puerta del cuarto de Lola está cerrada hace dos años, la imagen de la joven corriendo por los pasillos de la casa, tirando besos, sigue presente, y así la quieren recordar. No en vano, en ese cuarto la mitad de la perciana está levantada para que entre luz.


Populares de la sección