Mano derecha de Marine Le Pen imputada en caso por empleos ficticios

La jefa de gabinete de la ultraderechista era acusada de recibir un sueldo en el Parlamento Europeo por un puesto que no ejercía

Catherine Griset, la jefa de gabinete de la candidata ultraderechista a las elecciones presidenciales en Francia Marine Le Pen fue inculpada por abuso de confianza en una investigación por un caso de empleos ficticios en el Parlamento Europeo, informaron fuentes judiciales.

El guardaespaldas de Marine Le Pen, Thierry Légier, que también fue interrogado por los investigadores, quedó en libertad, precisó la misma fuente. Ambos habían sido puestos en detención provisional el miércoles por la mañana en el marco de este caso, calificado por la líder del Frente Nacional de "intriga política".

La Justicia gala abrió hace dos años una investigación a petición del Parlamento Europeo (PE) ante las sospechas de que Griset y Légier, contratadas ambas como asistentes parlamentarios de Le Pen en la institución, no efectuaban en realidad sus funciones.

Lea también: La ultraderechista Le Pen, retratada en una película francesa

Los investigadores franceses llevaron a cabo diversas diligencias, la última el registro el pasado lunes de los locales del partido de Le Pen, el Frente Nacional (FN), en Nanterre, en las afueras de París.

El PE pide a la eurófoba Le Pen que devuelva la totalidad de las retribuciones recibidas por sus asistentes parlamentarios, casi 330.000 euros.

Un informe de la Oficina Antifraude de la eurocámara estimó que ninguno de los dos trabajó realmente para la eurodiputada.

Légier era en realidad su guardaespaldas y Griset trabajaba para el partido en su sede de Nanterre (afueras de París).

El FN, por su parte, niega las acusaciones y asegura que se trata de una operación política contra Le Pen, que encabeza las intenciones de voto en las encuestas para la primera vuelta de las presidenciales francesas que tendrá lugar el próximo 23 de abril.


Fuente: Con información de EFE

Populares de la sección