Matar a una mujer por su género será delito especialmente agravado

El gobierno remitirá al Parlamento un proyecto que busca combatir la violencia contra las mujeres
Con aplausos, la ministra Marina Arismendi (Desarrollo Social) y Mariella Mazzotti, directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) dieron a conocer la aprobación, por parte del Consejo de Ministros, del proyecto de ley que tiene por objetivo "garantizar a las mujeres una vida libre de violencia basada en género". El gobierno tiene expectativa de que el texto, que irá primero al Senado, sea aprobado por el Parlamento.

A la presentación en la Torre Ejecutiva se invitó también a representantes de organizaciones sociales que abogan por los derechos de las mujeres o que trabajan denunciando casos de violencia contra ellas. También había representantes de las Naciones Unidas, de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud. El proyecto de 103 artículos determina cambios en materia penal; crea un sistema de respuesta institucional para ayudar a las víctimas, y propone cambios en los juzgados especializados. Entre las modificaciones figura que el feminicidio será considerado un homicidio "especialmente agravado" castigado con las penas que hoy se establecen para esos delitos. Además se define lo que se entiende por "acoso callejero". Si un piropo "agradable" no genera rechazo o un mal sentimiento en la mujer que lo recibe, no es acoso, dijo Mazzoti a El Observador. "El piropo galante es una cosa, pero será acoso cuando se trate de comentarios obscenos o violentos que provoquen malestar o humillación a la persona", explicó.

En la exposición de motivos, se establece que el 35% de las mujeres de todo el mundo sufrió violencia física o sexual por parte de su pareja u otra persona. Sin embargo, en Uruguay, según estudios nacionales, ese porcentaje es superior. Hasta 70% de las mujeres uruguayas experimentó algún tipo de violencia en su contra, detalla el documento del Poder Ejecutivo.

Además se especificó que las mujeres que han sufrido maltrato físico o sexual tienen más del doble de posibilidades de tener un aborto, casi el doble de posibilidades de sufrir depresión y, en algunas regiones, 1,5 veces más posibilidades de contraer el virus del sida (VIH), en comparación con las mujeres que no han sufrido violencia por parte de su compañero sentimental.

La ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, destacó en conferencia que se trata de un proyecto integral, que contó con la participación de todos los ministerios involucrados para la elaboración de capítulos específicos sobre educación, trabajo, seguridad y fiscalía, entre otros.
Mazzotti acotó que se trata de una ley que "dignifica tanto a las mujeres como a los varones", y que abarca el problema en el ámbito doméstico como también en lo laboral, de salud, en los centros educativos, en el ámbito callejero y patrimonial.

En ese sentido, Mazzotti explicó que el texto define lo que implica violencia de género y sus ámbitos de manifestación, pero también cuáles son los derechos que tienen las personas que se ven involucradas en una situación así.


Populares de la sección