MSP contra la sal, el azúcar y la publicidad

Elaboraron una guía para mejorar la alimentación de los uruguayos que recomienda evitar el consumo de productos ultraprocesados
¿Le agregaría 12 cucharaditas de azúcar a su bebida? Si a su dieta le agregara el consumo de una lata de refresco azucarado, podría ganar hasta dos kilos y medio de peso al año. ¿Comería todos los días bizcochos si supiera que cada tres que se comen, uno es grasa pura? ¿O si que de cada alfajor que se ingiere, el 40% es azúcar y el 30% grasa?

Con esos datos, y preocupados por el aumento notorio de la obesidad y del sobrepeso en Uruguay por el consumo de productos ultraprocesados y de casos de diabetes en niños (una enfermedad que antes "era de adultos"), las autoridades sanitarias elaboraron una "Guía Alimentaria para la Población Uruguaya". Será presentada esta mañana y busca estimular una alimentación saludable en la población sana mayor de dos años.

"Era impensable hace unos años que comiéramos por la calle. Hoy comemos en el ómnibus, en el auto, parados frente al quiosco. La cultura culinaria es algo que tenemos que recuperar porque sin querer fuimos cambiando por productos que hace la industria que son de muy baja calidad nutricional", sostuvo la nutricionista Isabel Bove, asesora del Ministerio de Salud Pública.

En 2013 cada uruguayo consumió 150 kilos de productos ultraprocesados. Este tipo de alimentos, como comida rápida, refrescos, alfajores, galletitas rellenas, postres, nuggets, panchos, hamburguesas, papas fritas y caldos, han desplazado la comida casera y se caracterizan por tener una excesiva cantidad de sal, azúcar y grasa.

Las nutricionistas explican en la guía que el hecho de que sean procesados no determina que dejen de ser saludables, incluso en algunos alimentos es beneficioso. Sin embargo contienen más calorías, azúcar, sal y grasas de "mala calidad" que los alimentos naturales. Para que tengan larga vida útil, los productores utilizan grandes cantidades de sal y grasas resistentes a la oxidación que obstruyen las arterias.

Su consumo frecuente es asociado con la epidemia de enfermedades crónicas no transmisibles, que están relacionadas a la mala alimentación y la vida sedentaria. El 62% de las muertes en Uruguay se da por enfermedades no transmisibles, por lo que las autoridades sanitarias reconocen que constituyen el principal problema de salud pública del país. Diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares, cáncer, artrosis, osteoporosis y algunas enfermedades mentales son algunas de ellas.

De cada diez adultos uruguayos de 25 a 64 años, cuatro tienen sobrepeso y tres obesidad. En jóvenes de 15 a 24 tres tienen sobrepeso y uno obesidad, mientras que de cada diez adolescentes de 13 a 15 años dos pesan más de lo ideal y uno es obeso.

La campaña para estimular la alimentación saludable en la población uruguaya tendrá tres pilares: capacitar en los centros educativos, en los de salud y en ámbitos deportivos. Pone énfasis en el ámbito educativo porque consideran que los docentes son "multiplicadores naturales" de los mensajes al trabajar directamente con los alumnos.

"La publicidad es un gran problema"

La Guía Alimentaria realizada por el MSP tiene un apartado especial que busca que el lector sea crítico con los mensajes publicitarios que recibe sobre alimentación. "La publicidad para nosotros es un gran problema. Tiene foco en los niños con una publicidad engañosa", dijo la responsable de nutrición del ministerio. "Es la industria la que está diciendo cuáles son los productos recomendados y no es el Estado, las instituciones o los académicos".

Por esa razón las autoridades sanitarias preparan una regulación que busca modificar el etiquetado de alimentos no saludables para advertir sobre los efectos negativos de su consumo. La nutricionista consideró que "haciendo alusión al agregado de vitaminas o minerales, asociando una imagen que es muy reconocida para los niños, pueden incitar a creer a la población que son imprescindibles para lograr un desarrollo adecuado".

Ejercicio

Ejercicio

Ser sedentario significa pasar sentado períodos mayores a tres horas de forma habitual. Una persona inactiva es quien presenta ausencia de actividad física. En Uruguay, siete de cada diez estudiantes de 13 a 15 años son inactivos y seis sedentarios. Para "prolongar y mejorar la calidad de vida", en el MSP recomiendan acumular dos horas y media de actividad física por semana y disminuir el tiempo que se permanece sentado. Utilizar la bicicleta como transporte, bajarse dos paradas antes del destino o estacionar el auto más lejos, ir al gimnasio, subir escaleras y pasear al perro son presentadas como alternativas para estar activo. Para evitar el sedentarismo recomiendan caminar cinco minutos por cada hora al día que se permanece sentado.

Pescado

Pescado

En la población uruguaya el consumo de pescado es muy baja. Se ingiere en promedio 30 gramos por semana, cuando se recomienda que su consumo sea dos veces por semana, lo que equivale a 150 gramos. Para las embarazadas tiene mayor importancia que para la población general porque es la mejor fuente de omega 3 que se puede consumir. En la guía del MSP recomiendan incorporarlo como alimento en vez de carnes ultraprocesadas. "Lo peor es comer panchos, hamburguesas o chorizos porque es lo que más se asocia con el cáncer, un 30 o 40% más de riesgo", dijo Bove.

Grasas

hamburguesa

En 100 gramos de hamburguesas el 15% es grasa, en panchos el 18%, jamón cocido el 14%, nuggets el 29%, chorizos el 34%, queso duro o semiduro el 31% y en los quesos frescos es el 27%. "Existen pruebas concluyentes de que el consumo de grasas trans aumenta el riesgo de accidentes cardiovasculares y de diabetes", dice la guía de alimentación. Es por eso que recomiendan quitar la grasa visible de los cortes de carne y retirar la piel del pollo, limitar el consumo de fiambres y embutidos, cocinar con aceite en lugar de otras grasas y evitar reutilizarlo.

Sal y azúcar

azucar

Un consumo de sal mayor a cinco gramos al día, lo que equivale a una cucharadita, se vincula con el desarrollo de hipertensión arterial. Esta patología afecta al 40% de la población uruguaya. La guía de alimentación hace énfasis en reducir el consumo de sal y azúcar porque la mitad de la ingerida es agregada al momento de cocinar o del salero de mesa. Recomiendan darle sabor a la comida con limón, cebolla, puerro, ajo, orégano, laurel, perejil o pimienta. Con respecto al azúcar recomiendan que sea menor al 10% de las calorías diarias, lo que equivale a 10 cucharaditas.

Verduras

Verduras

En la proporción de los alimentos consumidos, la mitad deben ser verduras y frutas porque "evitan el aumento de las grasas en sangre, mejoran la hipertensión arterial y previenen la diabetes", explica la guía de alimentación. También colaboran en la eliminación de sustancias tóxicas y mejoran el control de la glicemia. Pueden ser consumidas frescas, envasadas, refrigeradas, congeladas o deshidratadas. Recomiendan que la mitad del plato del almuerzo y la cena sean verduras y que además se consuman tres porciones de frutas diarias.

Agua

Agua

El bajo consumo de agua produce problemas en los riñones, en el intestino, dolor de cabeza y fatiga. Es la que regula la temperatura corporal y esencial para el correcto funcionamiento del cerebro. Es por eso que la guía recomienda priorizar su consumo al de refrescos, jugos artificiales o aguas saborizadas u optar por jugos naturales, té, café o mate sin azúcar.

Populares de la sección