MSP fijará precios de estudios en las instituciones de salud

Esta medida busca estimular que los prestadores complementen servicios
En el departamento de Colonia nacen entre cinco y seis bebés por día, y hay cinco maternidades diferentes. Sin embargo, para hacerse un estudio tan común como una mamografía, algunas mujeres deben trasladarse a Montevideo. Además de superponerse recursos, las autoridades sanitarias identificaron subutilización de otros en algunas zonas, donde permanecen abiertos varios centros con el mismo servicio para la cobertura de pocos pacientes.

Por esa razón, en el marco de la implementación progresiva del Sistema Nacional Integrado de Salud, el Ministerio de Salud Pública trabaja en que el sistema sea más eficiente. Para ello, consideran que es necesario que se complementen los recursos de las instituciones, a través de la compra y venta de servicios.

"Estamos trabajando en poder fijar aranceles de tal manera que no estimulemos que se sigan adquiriendo equipos innecesarios, a la luz de que se haga el intercambio de prestaciones, compra y venta de servicios", dijo ayer el Ministro de Salud, Jorge Basso durante el evento de Desayunos Útiles de Somos Uruguay.

Relación dominante

Las autoridades recibieron la inquietud por parte de algunos prestadores de salud quienes les aseguraron que una "limitante" en la implementación de los convenios es una "relación dominante" de una institución de salud sobre otra. Esto se debe a que los que fijan los precios de los estudios son las instituciones que tienen los equipos o los recursos, explicó Basso.

Fuentes del MSP consultadas por El Observador aseguraron que hasta el momento no se sabe para qué estudios se fijarán los precios pero que es algo que la cartera está estudiando.

En febrero de este año, se difundieron cifras ante una nueva apertura del corralito mutual –que permite el cambio de mutualista para socios del Fonasa- revelaron que un mismo estudio puede llegar a costarle a un usuario 12 veces más en una mutualista que en otra. Esto evidencia la competencia que actualmente existe entre todas las instituciones de salud.

Una ecografía puede costarle a un usuario $ 76 –si se trata de personas afiliadas a la Cooperativa de Asistencia Médica de Young (CAMY)–, pero ese mismo estudio en el Casmu cuesta $ 956, por ejemplo, y en el SMI $ 410.


Mapa sanitario

En todo el territorio uruguayo conviven 43 prestadores integrales de servicios de salud, de los cuales 37 son Institutos de Asistencia Médica Colectiva, seis instituciones privadas y ASSE como único prestador público.

"Tenemos una brecha entre lo que tenemos y lo que sería razonable tener desde el punto de vista estrictamente sanitario", en distintos puntos del país dijo Basso. Agregó que "hay áreas donde hay superposición, otras donde hay falencias y otras donde hay una clara subutilización de la tecnología". Para conocer esa brecha comenzaron la construcción de un "mapa sanitario" que marcará en el territorio todos los recursos que tiene el país. para que esos datos sean un insumo para tomar decisiones.

Según el ministro, la "lógica de complementación" tiene por contrapartida una "lógica de competencia" que genera tensión en el sistema.

Como parte del SNIS buscan unificar puertas de emergencia, crear centros de referencia nacionales para patologías raras, maternidades únicas, además de identificar las instituciones que tengan buenos indicadores para "generar una competencia por la calidad" que mejore la asistencia hacia el usuario.

Preocupa a médicos reducción del valor de cápitas

La decisión del Poder Ejecutivo de reducir 2% el valor de las cápitas, que le fue comunicada a las mutualistas semanas atrás, tiene en alerta al Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que rechaza la medida por considerar que se trató de una decisión "unilateral" del gobierno. El SMU considera que se desconoció a la Junta Nacional de Salud (Junasa) "como el ámbito correspondiente para discutir y acordar los temas que afectan al Sistema Nacional Integrado de Salud", según indicó el gremio médico en un comunicado. El secretario médico del sindicato, Alejandro Cuesta, dijo a El Observador que el mayor temar radica en que se afecte la calidad de atención de los pacientes y que sean estos "quienes terminen pagando los platos rotos".

A su vez, el SMU reclama a las empresas que se presenten a los ámbitos de negociación. Según afirman desde el gremio, en las dos últimas instancias, una el martes y otras el miércoles, ningún delegado de las mutualistas se presentó. "El SMU considera inaceptable la ausencia repetida de estas delegaciones, que responde a motivos ajenos a la negociación en cuestión", sostienen. Las mutualistas se reunirán hoy con el presidente del SMU, Julio Trostchansky, para ponerlo al tanto de las negociaciones con el Poder Ejecutivo por las cápitas y disculparse personalmente por no haber podido asistir a las dos últimas instancias del Consejo de Salarios. A su vez, las empresas tienen prevista una nueva reunión con el gobierno hoy por la tarde.

Populares de la sección