Negocian cambio que evite trampa a la ley de cuota femenina

El Frente Amplio presentará una redacción alternativa y busca votar el proyecto de ley durante el mes de marzo
El Frente Amplio apura la negociación de la nueva ley de cuotas, una normativa que busca asegurar la participación de mujeres en el Parlamento, para lograr que el texto sea votado en marzo, considerado el mes de la mujer. El único detalle que falta acordar entre los partidos políticos es una salida jurídica para evitar que de ahora en más haya trampas a la escencia del texto.

Además el Frente Amplio promueve, en el marco de un proyecto de ley sobre financiación de partidos políticos, dar incentivos económicos a los partidos por cada mujer que ingrese a sala.

Sobre la ley de cuotas los senadores acordaron mantener la obligación de incluir personas de ambos sexos cada tres lugares sucesivos en las listas y que además la normativa sea indefinida en el tiempo. Sin embargo, la negociación está trancada en el punto que establece las condiciones para las suplencias.
El Frente Amplio trabaja para presentar la semana próxima una redacción alternativa, informó a El Observador la senadora oficialista Constanza Moreira, quien negocia con blancos, colorados y el Partido Independiente.

En tanto, el senador de Asamblea Uruguay, Enrique Pintado, informó a El Observador que en el debate sobre el proyecto de ley de financiación de partidos políticos analizan incluir un inciso que otorgue un "incentivo económico" a las colectividades en que las mujeres asuman como titulares en el Parlamento.

Un estudio del Foro Económico Mundial ubicó a Uruguay en el puesto 104 entre 144 país al medir la actividad de las mujeres en política. En materia de participación parlamentaria -otro ítem que se mide- Uruguay está ubicado en el puesto 85 de ese ranking.

Debate por las suplencias

Moreira reconoció "mucha dificultad para acordar el régimen de suplencias" pero insistió en que "la idea es votar durante el mes de la mujer".

Lo que está detrás de la negociación del régimen de suplencias es evitar que mujeres renuncien a sus cargos por acuerdos políticos para que en su lugar asuman hombres.

En el presente período, con la ley de cuotas votada en 2009, Graciela Bianchi fue electa senadora por el sublema nacionalista Todos y diputada por la Lista 404 en Montevideo. Bianchi renunció a su banca en la cámara alta y en su lugar ingresó su primer suplente, el dirigente Álvaro Delgado.
La situación generó una andanada de críticas del Frente Amplio. El oficialismo busca evitar repetir una situación similar mediante un anexo a la norma votada en 2009 que trate el tema de las renuncias y suplencias.

Moreira afirmó que en la actual negociación el Frente Amplio, con apoyo de la bancada bicameral femenina, promovió una redacción según la cual, en caso de renuncia, una persona "será suplida por un integrante del mismo sexo en el caso de que este sexo esté sub representado".

Ante esa propuesta el Partido Nacional presentó una modificación que la bancada de senadores del Frente Amplio rechazó en su reunión del lunes. "El Partido Nacional propuso una modificación: 'que no se considera vacancia voluntaria y definitiva cuando la mujer tiene que optar por un cargo'. Es decir, si se presenta a varios cargos y tiene que optar entre Diputados, Senado o cuando va a una intendencia. Ayer (por el lunes) estuvimos discutiendo largamente eso y para la bancada del Frente Amplio esto no es de recibo. Así que seguimos todavía teniendo el punto de qué vamos a hacer con el régimen de suplencias y eso es lo que vamos a terminar de acordar el martes 14 (de marzo)", dijo Moreira.

"Estamos buscando ahora una redacción alternativa. La discusión está en cómo evitar que a través de la suplencia se trampee la cuota pero (buscamos) encontrar una redacción que sea votable para todo el mundo", concluyó la senadora.

Populares de la sección

Acerca del autor