Noelia Campo entre dos soledades

El Sodre presenta mañana Pedro Infante no ha muerto, con la actriz y comunicadora como protagonista
Pensar en Noelia Campo es pensar en la televisión uruguaya. En su música. En su entretenimiento. Sin embargo, la conductora también responde al rótulo de actriz, con más de dos decenas de obras en su haber desde el año 2000 y una nueva, Pedro Infante no ha muerto, que se estrena este fin de semana en el Auditorio Nacional del Sodre. "Me gustan las dos profesiones. A veces te peleás con una o con otra, dependiendo de la parte del proceso en la que estés. Estás ensayando y al principio es todo maravilloso porque es encontrar, encontrar y encontrar. Es todo desde cero. Pero cuando empezás a pulir al personaje es más difícil. Y con la televisión pasa lo mismo, pero no me imagino sin ninguna de las dos", comenta Campo a El Observador.

Gravitando, como le es usual, entre la pantalla y las tablas, Campo es ahora dirigida por la actriz y dramaturga Verónica Mato, con quien ya había trabajado en Santa Rosa. Mientras que en la obra anterior de Mato, Campo respondía al nombre de Lorena, una joven que deseaba ser famosa, el vocativo ahora es "La Chorreada" o "La chica californiana", una prostituta uruguaya que es llevada a Estados Unidos pero desemboca, engañada, en Tijuana.

Su contraparte es Pedro o Peter (Ray Garduño), un hombre que desea migrar ilegalmente a Estados Unidos y recurre a Campo para tener a alguien que pida por él si llega a morir. Alguien que reclame su cadáver. Entre Tijuana, Los Ángeles y Montevideo, la obra, "una historia de dos soledades", viaja tanto en los espacios como en los tiempos, llevando a Campo desde los 20 hasta los 40 años.

"Mi personaje es una mujer que está muy sola, que terminó viviendo una vida que no quería, y se hizo fuerte a golpes, pero al mismo tiempo sigue manteniendo la esperanza o la ilusión de que verdaderamente su vida va a cambiar. Es un personaje que pasa por varias etapas: tiene una alegría, una inocencia y una desfachatez que se vuelve algo más duro, más triste, pero más fuerte a la vez".

El peso del cuerpo


Pese a ser egresada de la Escuela de Acción Teatral Alambique en 1999 –"una escuela muy corporal", recuerda–, para Campo lo físico fue el mayor desafío del rol. Grabado en su cuerpo, el personaje pasa de la ligereza de la juventud a la pesadumbre de una madurez de intenso bagaje.

"Por más que estoy por cumplir 40 años, en mi cuerpo tengo algo fresco todavía, algo que mantengo o he tratado de mantener. Entonces la chica de 20 años que se ilusiona con que se va a Estados Unidos me resultó más fácil. Es un cuerpo abierto, entregado, en movimiento, en el sentido del entusiasmo. El otro cuerpo (el del personaje a los 40) es más pesado y arrítmico. Alerta, violado, machacado", sostiene, aunque afirma que "es más fuerte lo que se dice que lo que se hace" en la obra.

Además de nutrirse de documentales sobre la trata de blancas, la prostitución y el turismo sexual, Campo recurrió a una persona cercana que ejerció la prostitución, con la que habló para descubrir comportamientos. "Quería saber si era algo más sensual o más agresivo. Mi personaje va evolucionando en ese sentido, tiene bastantes capas, porque hay un vínculo con ese cliente que le viene a pedir otra cosa más allá de lo sexual. Al principio puede resultar más sexual y luego se vuelve una cuestión más fría, negociada".

Iniciado como una suerte de investigación sobre las fronteras, los límites y los conflictos que ahí se generan, la obra fue evolucionando con el trabajo de Mato en México.

"Tuve encuentros con distintos grupos, conociendo la ciudad, yendo a diferentes zonas", comentó la dramaturga y directora. "Una de las cosas que más me shockeó fue la zona de las prostitutas y la migración de personas. En esto me vino la idea de hablar del amor, de los límites de la piel de las personas que no pueden amar, que no quieren vincularse", añade Mato.

Según agrega, Pedro Infante no ha muerto es la primera parte de un díptico, Binomio del desamor, cuya segunda pieza será Verónica sueña con príncipes azules, que aún se encuentra en etapa de escritura y que se ambientará en Las Vegas, Colombia y Montevideo. "No son los mismos personajes, sino que están relacionados en los vínculos de pareja, y en el caso de Verónica..., qué debe ser el amor, ese sueño que se da culturalmente, lo que se espera de mujeres y de hombres".

No obstante, para la dramaturga su obra no se ubica en el plano de la denuncia. "Siento que a veces cuando uno está en determinados lugares viviendo, hay ciertas cosas de las que no quiere hablar. Como pasó en Uruguay en dictadura. La idea no fue hacer una denuncia, sino contar cómo estas situaciones pasan en mí, qué puedo yo contar de eso. Qué historias saco, cómo eso transforma mi escritura".

Aunque las marcas son irremediablemente diferentes, el personaje de Garduño también deja claros los parámetros de la sociedad patriarcal, según explica Campo.

"Él tiene toda esa historia de deber ser, del macho latinoamericano, del hombre proveedor, el que tiene que tener una vida buena y poder hacer dinero para alimentar a la familia. Lleva el peso de triunfar, y también esa sensación de no querer ser olvidado, porque allá desaparecen muchas personas, que a veces la familia los va a reclamar pero nadie sabe dónde están, dónde queda el cuerpo ni si alguien los enterró. En la obra también está el derecho a tener tu propia tumba, a que tu familia pueda llorarte, a que sepan dónde quedó lo que eras vos".

El regreso a la noche de la TV


Esta semana, Noelia Campo estrenó Después vemos, un programa en vivo que conduce todos los días, de la hora 22 a las 23, con Jorge Temponi. Transmitido en Tevé Ciudad, el proyecto televisivo cuenta con espacios para la actualidad, así como sketches de humor, entrevistas, interpretaciones en vivo de músicos, móviles en vivo e incluso fragmentos de radioteatro y un programa radial con columnas de humor. "Es un programa para ver antes de acostarte. Si te fue mal en el día la idea es que te olvides y la pases bien. Que te vayas a dormir con algo distinto en la cabeza", explicó la conductora.

Populares de la sección

Acerca del autor