Nueva alerta de Moody's por déficit fiscal de Uruguay

La calificadora de riesgo advirtió que "los riesgos para las perspectivas fiscales son asimétricos con firmeza a la baja"
La agencia de calificación de riesgo estadounidense Moody's volvió a alertar sobre la situación económica del país al considerar que "el empeoramiento del entorno macroeconómico aumenta los retos" para cumplir con los "objetivos fiscales" de Uruguay.

En su último informe, publicado el 9 de mayo, también se advierte sobre el déficit fiscal -que llegó a 3,6% del PIB durante los 12 meses previos a marzo- y por las medidas de consolidación previstas, según publicó El País este miércoles.

"Dado que la desaceleración se intensificará en 2016, los riesgos para las perspectivas fiscales son asimétricos con firmeza a la baja", sostiene el documento.

Asimismo, enuncia que "en caso de que las medidas de consolidación se queden cortas en reducir el déficit, la deuda pública podría superar el 50% del PIB en 2017, lo que socavaría la credibilidad de la política fiscal y debilitaría los indicadores crediticios de Uruguay en relación a sus pares de calificación".

Al día de hoy, Uruguay cuenta con una calificación de Baa2 (que implica un escalón por encima del mínimo de grado inversor) y una perspectiva "estable".

Moody's también modificó a la baja su pronóstico de crecimiento de la economía uruguaya, de 1,5% a 0,5% para este año. Además, anunció una expansión de 1,9% para 2017.

"A pesar de la débil actividad económica, la inflación y las expectativas se mantienen arraigadas encima del objetivo del Banco Central (BCU)", subraya el documento. En los 12 meses previos a abril, la suba de precios era de 10,47% y la meta del BCU es entre 3% y 7%.

En relación a esto, la calificadora sostuvo que la "depreciación del tipo de cambio continuará teniendo un efecto negativo en los niveles de precios en la economía", por lo que elevó su proyección de inflación para este año al 10% y 9% para el 2017. Previamente, Moody's preveía un 9% para este año y 8,3% para el siguiente.

Finalmente, advierte que los "shocks relacionados con el clima y las condiciones externas representan riesgos al alza para nuestras previsiones de inflación, así como riesgos a la baja en las previsiones de crecimeinto".

Populares de la sección