Nuevo conflicto con los guardavidas, ahora en Maldonado

Los guardavidas reclaman ante una rebaja salarial y la reducción de exigencias para conseguir un puesto
La Agrupación de Guardavidas de Maldonado (AGM) emitió en las últimas horas un comunicado con el que se manifiestan en contra de algunas medidas tomadas por la intendencia tras la presentación del presupuesto municipal de Maldonado para el próximo quinquenio.

Según la AGM, el presupuesto fue enviado al Ejecutivo antes de realizar una mesa de negociación con los trabajadores -tal como se había pautado- y con dos "modificaciones esenciales" del servicio.

Los guardavidas comenzaron sus actividades el 1° diciembre con un convenio suscrito como base en el que el gobierno se comprometía a generar una instancia de diálogo para incluir el costo del servicio en el presupuesto quinquenal.

Las dos modificaciones por las que la agrupación reclama son, por un lado, la reducción de las exigencias para llegar al puesto de guardavidas. Hasta ahora era necesaria una acreditación del Instituto Superior de Educación Física (ISEF) para poder ejercer la profesión; ahora puede hacerse con el título de otros institutos autorizados o la Cruz Roja. Los guardavidas opinan que esto "evidentemente preocupa al grupo y más debe preocupar a la población".

José Luis Salazar, delegado de AGM, dijo a El Observador que con este cambio "el servicio cae entre la especulación y el lucro" y que los trabajadores tienen que "trabajar tranquilos y con garantías de que los compañeros estén bien capacitados".

Otro de los motivos por los que reclaman es por una baja en el salario. La prima por riesgo y la prima por presentismo están eliminadas del presupuesto actual. Esto significa una rebaja de entre un 20% y un 30% del salario y una medida que "atenta los derechos adquiridos de los trabajadores".

La AGM ha convocado a una asamblea para este martes a las 20.30 horas con el objetivo de resolver y analizar "posibles medidas de lucha".



Populares de la sección