Obra de UPM implicará US$ 5 mil millones de inversión: "Esto no tiene antecedentes"

El presidente Tabaré Vázquez dijo que se generarán 8 mil puestos de trabajo y que buscarán inversores privados para infraestructura
El presidente Tabaré Vázquez realizó este viernes una conferencia de prensa para anunciar los acuerdos alcanzados por el gobierno con UPM para facilitar la instalación de una tercera planta de celulosa en Uruguay, la segunda pastera de esta empresa.

"El gobierno nacional está decidido a trabajar en este proyecto", dijo el presidente. Vázquez señaló que la obra implicará una inversión de US$ 4 mil millones por parte de UPM y unos US$ 1.000 millones del Estado uruguayo. "En total serán US$ 5 mil millones. Esto no tiene antecedentes en la historia económica del país", dijo.

"Para el gobierno nacional es muy importante desarrollar este emprendimiento. Es una obra grande que hace la empresa", agregó.

El mandatario destacó que entre cargos directos e indirectos, se generarán 8 mil puestos de trabajo con esta tercera planta de celulosa del país.

El jueves el consejo de ministros se reunió con representantes de la empresa y allí terminaron de acordar determinados elementos que cierran una primera de tres etapas que permitirán que en la próxima década la planta empiece a operar y exportar.

Uno de los elementos acordados por el gobierno con la empresa son las obras de infraestructura que UPM puso como condición.

Según explicó Vázquez, los elementos de infraestructura son tres: construcción y reparación vial, obras ferroviarias y reacondicionamiento del puerto.

Estas obras serán financiadas por el Estado, salvo algunas de las obras en el puerto de Montevideo que serán responsabilidad de la compañía.

Según dijo el mandatario, las obras viales implicarán que el Estado tenga que reparar unos 220 kilómetros de rutas, entre caminos rurales y nacionales. Son importantes estas obras para llegada de materia prima a la fábrica. "Habrá que bituminizar 220 kilómetros de ruta", dijo.

Las obras ferroviarias serán para sacar la pasta de celulosa de la planta hacia el puerto de Montevideo.

El puerto capitalino, dijo Vázquez, ya tiene un canal de salida de 14 metros que alcanza para los trabajos de salida de la mercadería. "Ya se están realizando tareas de acondicionamiento, pero habrá que tener un dragado permanente para barcos de gran calado", dijo. El mandatario aseguró que el puerto está en condiciones, pero habrá que realizar inversiones allí por unos US$ 85 millones. "UPM mostró intención de participar en estas obras", dijo.

En esta etapa de negociaciones el Poder Ejecutivo conformará con la empresa tres mesas de trabajo, una sobre medioambiente, que será liderada por la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León; otra sobre los vínculos laborales, que estará a cargo del ministro de Trabajo, Ernesto Murro; y la tercera referirá a las obras de infraestructura, que será encabezada por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

Estas mesas de trabajo se reunirán en los próximos 60 días para avanzar en los acuerdos para instalar la planta. El presidente señaló que prevé que la piedra fundamental de la fábrica se coloque a mediados de 2018.

Si se avanza en las negociaciones, la planta se instalará sobre la cuenca del río Negro, aunque aún no está definida la zona exacta. Se estima que su producción duplique la de la actual planta de celulosa instalada en Fray Bentos, que procesa 1,3 millones de toneladas de celulosa al año.

¿De dónde sale el dinero?

El gobierno aspira a que gran parte de los US$ 1.000 millones que tendrá que poner el Estado uruguayo sean a través de inversiones privadas, tanto nacionales como internacionales.

Para ello Vázquez mantendrá reuniones en el exterior, en busca de alentar a posibles inversores. Viajará a fines de noviembre a España, donde tendrá contacto con empresarios gallegos. Luego, a comienzos del próximo año (en febrero) irá a Alemania con el mismo propósito.

La inversión estatal, aseguró el mandatario, funcionaría por fuera de la Rendición de Cuentas.

Ambiente y seguridad

Otros aspectos discutidos con UPM serán los relativos al cuidado del medio ambiente y la seguridad de los trabajadores que sean contratados para la construcción de la nueva planta de celulosa.

Hasta el momento no se han constatado daños en Río Uruguay que no estuvieran previstos por la planta instalada en Fray Bentos, dijo Vázquez. El mandatario aseguró que al instalarse en "el corazón del país", no habrá inconvenientes con los países vecinos, como sucedió con Argentina en el quinquenio pasado.

Populares de la sección