Otro año agridulce para el cine uruguayo

Entre reclamos y nuevas producciónes, así pasó la industria uruguaya durante los últimos meses
El año cinematográfico uruguayo terminó tan amargo como empezó. A fines de 2015 el sector audiovisual realizó reclamos y manifestaciones que lograron el primer ajuste en siete años del monto del Fondo de Fomento cinematográfico que otorga la ley de Cine.

Sin embargo, la semana pasada, un grupo de 46 realizadores e integrantes del sector audiovisual publicaron una carta en la que protestaron por la eliminación de un fondo para series de ficción en TV, así como un premio enfocado en cortometrajes. También solicitaron la renuncia del actual director del Cine y el Audiovisual Nacional (ICAU), Martín Papich.

Ante el reclamo, el jerarca declaró entonces a El Observador que para 2017 se planea recuperar fondos e incrementar una cantidad de premios que incluirán uno más para ficción y dos para cortometrajes, además de tres nuevos fondos: para coproducciones minoritarias, guiones y series de televisión (ver página 11).
Previamente, Papich había dicho que una de las líneas trabajadas por el organismo durante el año fue la difusión del cine nacional en todo el territorio uruguayo. Entre junio y diciembre se realizaron, por ejemplo, 220 funciones en salas comerciales, culturales y en la Red de Salas del Mercosur, en Montevideo y el interior del país.

De hecho, este año se incrementó levemente la cantidad de público que fue a ver películas uruguayas en las salas de cine comerciales. Después de uno de sus peores períodos (en 2015 la venta se había reducido a 36 mil boletos, la mitad respecto al año anterior), en 2016 más de 47 mil espectadores vieron títulos locales.

Entre los estrenos más destacados de 2016 se encuentra el debut en marzo de los directores Guillermo Madeiro y Federico Borgia con Clever, mientras que en setiembre el dúo de Mauro Sarser y Marcela Matta encantaron al público uruguayo con su primera película, Los modernos, que se mantuvo 11 semanas en cartel.

Otra dupla de realizadores que se aventuró en la producción local con un resultado recomendable fue Verónica Perrota y Gonzalo Delgado con su estreno Las toninas van al este, con una gran actuación de Jorge Denevi. El actor y director uruguayo Daniel Hendler, en tanto, estrenó su segundo largometraje, El candidato.

En el área documental, la industria cinematográfica se mostró nuevamente prolífica con obras como Columnas quebradas, El mundo de Carolina, Multitudes, El hombre congelado, Nueva Venecia, Todos somos hijos y Márama - Rombai: el viaje, que terminó de consolidar el fenómeno local de la cumbia pop.

Populares de la sección

Acerca del autor