Padres podrán entrar a escuelas a aplicar repelente a sus hijos

Los maestros no pueden suministrarlo por tratarse de un medicamento
La utilización de repelente es la principal medida de protección que se recomienda para evitar las picaduras de mosquitos, en especial a partir de la detección de nueve casos autóctonos de dengue en el país.

Los repelentes que pueden ser utilizados en niños, según manifestaron en reiteradas oportunidades las autoridades de la salud, son los que tienen hasta 15% del componente Dietiltuolamida (DEET), lo que significa que su duración máxima es de tres horas.

La Consejera del Consejo Directivo Central (Codicen), Laura Motta aseguró a El Observador que los padres tendrán que enviar a sus hijos protegidos a los centros educativos porque "los docentes no pueden aplicarles repelente, así como no pueden dar aspirina", señaló. Y tampoco pueden aplicarse el producto ellos mismos, según recomendó el Ministerio de Salud Pública para los menores de 12 años.
"Puede ser peor el remedio que la enfermedad", manifestó Motta, ya que el producto contiene toxicidad y podría provocarles alergias.

Los niños que concurren a escuelas de tiempo completo, por ejemplo, pasan allí ocho horas del día, varias horas más de lo que cubre el repelente. En el entendido de que los padres son los responsables de la protección de sus hijos, si lo desean podrán concurrir a los centros educativos a aplicarles repelente, aseguró la consejera del Codicen.

En la tarde de ayer la Administración Nacional de Educación Pública presentó el "Protocolo de acción contra el Aedes aegypti", un plan elaborado por el Departamento de Medicina Preventiva del Codicen.
Esto incluye una campaña de vaciado de recipientes con agua (descacharrización) en los centros educativos, para que no ocurra que en las escuelas se generen los potenciales lugares para que el mosquito –vector del dengue- deposite sus larvas.

Por otro lado, los maestros y todo el personal de los centros deberán estar atentos ante la detección de la sintomatología de dengue en niños, y en el caso de encontrarse casos sospechosos reportarlos al departamento de Medicina Preventiva del Codicen. Motta aseguró que se trabajará el protocolo con todas las direcciones departamentales para que sean aplicadas las medidas en todas las escuelas del país.
Por otra parte la Intendencia de Montevideo (IMM) y el Ministerio de Salud Pública (MSP)recorren y fumigan las escuelas que se encuentran en la zona más afectada por el mosquito.

Populares de la sección