Peña Nieto canceló su reunión con Trump

Luego de un cruce en Twitter, el mandatario mexicano anunció que no viajará a Washington

Continúa el cruce entre los presidente de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Donald Trump, por el muro que éste último pretenden construir en la frontera entre ambos países.

Luego de que el mandatario estadounidense aconsejara a Peña Nieto a que no viajara a Washington si no quería pagar el muro fronterizo, el presidente de México anunció vía Twitter que canceló el encuentro.

Embed

Mas temprano, también desde su cuenta de Twitter, Trump le había enviado un mensaje a su par mexicano.

"Si México no quiere pagar el muy necesitado muro, mejor que cancele su próxima visita", dijo el presidente republicano en Twitter, en referencia al encuentro previsto para el próximo martes.

Embed

El cruce entre los mandatarios en las redes sociales inició con el mensaje del presidente mexicano que aseguró por Twitter que México "No va a pagar el muro". Más allá de que Donald Trump ya respondió que su respuesta era "esperaba" y que es "lo que tiene que decir el presidente mexicano, desde la Casa Blanca se asegura que la nación fronteriza pagará por la construcción del muro.

Embed

La reacción en los mexicanos no se ha hecho esperar. Desde avisos como el de la cerveza Corona que ya causan impacto en las redes sociales hasta la enorme cobertura en prensa del asunto y su rebote en las redes sociales, el repudio al proyecto es visible más allá de que ya varias zonas de la frontera tienen vallas o están amuralladas.

Después de pedir "respeto para México", Peña Nieto ha confirmado que no cancelará su viaje a los EEUU previsto para el próximo martes. " Es mi deber encarar los problemas y enfrentar los desafíos", ha apuntado.

Tras los decretos de inmigración firmados ayer por Trump en Estados Unidos, Peña Nieto asegura que ha dado la orden para que "la Secretaría de Relaciones de Exteriores refuerce las medidas de protección" de los mexicanos residentes en EEUU, y que los 50 consulados desplegados de México en EEUU se convertirán en "defensorías de los derechos de los migrantes".

Aunque Peña nieto ha convocado a la ciudadanía de su país a "sumar esfuerzos" en el asunto, es difícil que la población se haga eco de su llamado: Peña Nieto dio una oportunidad única a Donald Trump de mostrarse como jefe de Estado en potencia, cuando lo recibió como candidato en México tras que Trump presentara su idea del muro fronterizo. En aquel momento, no hubo una respuesta enfática al candidato republicano hoy convertido en presidente, a propósito de esta controversia.

Las razones por las que el presidente mexicano decidiría asistir de todos modos a reunirse con Trump tienen su explicación. "El cálculo que se hizo es que cualquier impresión de ruptura con Washington se traduciría en un nuevo episodio de desplome del peso mexicano y otras complicaciones económicas, como un fuerte aumento en el precio de los combustibles", explica Pascal Beltrán del Río en el diario Excélsior mexicano, que hoy titulaba con la negativa del presidente a pagar con el muro.

Según consigna la nota, en el gobierno mexicano se sorprendieron con el timing de Trump para hacer el anuncio, toda vez que el canciller mexicano se encuentra en Washington para negociar aspectos con sus contrapartes estadounidenses antes de la visita programada en Washington.

"¿Busca la unidad nacional, señor Presidente? Ésta es una gran oportunidad de propiciarla. No sólo estaría haciendo lo correcto sino lo que la mayoría quiere. Las dos cosas no siempre vienen juntas", aseguró Beltrán del Río, quien aconsejó que el presidente cancele la reunión pero no las instancias de diálogo.

La situación es tal que hasta el candidato opositor Andrés Manuel López Obrador, siempre contrario a Peña Nieto, tuvo duras palabras contra Trump: "Presidente Trump: su muro nos agrede y deja la Estatua de la Libertad como leyenda. Iremos a los tribunales internacionales".

La historia

Según informa el New York Times, no se ha generado un conflicto tan profundo con la población mexicana desde la presidencia de Calvin Coolidge (1923-1929), cuando el presidente amenazó con invadir al "México soviético".

Tal como dijo a ese diario Genaro Lozano, profesor de la Universidad Iberoamericana de la ciudad de México, "es un momento que no tiene precedentes en las relaciones bilaterales. En el siglo XIX peleamos una guerra con Estados Unidos; ahora nos enfrentamos a una guerra de baja intensidad, una comercial sobre el Nafta y una inmigratoria debido a las medidas recién anunciadas"


Populares de la sección