Policía logró que se cerrara un grupo de Facebook que contactaba a víctimas de la Ballena Azul

Investigan cuatro casos de jóvenes que participaron del juego en Uruguay

La policía de Crimen Organizado e Interpol investiga cuatro casos de adolescentes que participaron del juego de la "Ballena Azul", dos de ellos en Montevideo y dos en Rivera. Según dijo una fuente a El Observador a raíz de las averiguaciones de la policía se pudo detectar un grupo de Facebook, administrado por una persona que creó su cuenta en Brasil, que contactaba a jóvenes para que se sometieran a 50 pruebas, con el suicidio como la última de ellas.

En tanto, la Policía Uruguaya le solicitó a la red social el cierre de ese grupo, así como información sobre sus integrantes, para tratar de determinar si hay más uruguayos participando del juego. Sin embargo, los contactos no siempre se hacen usando un grupo, sino que lo más frecuente es que sea un contacto entre dos personas.

Lea también. Salud Pública advirtió por riesgos del juego de Ballena Azul y emitió recomendaciones para padres

El miércoles el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, derivó a Crimen Organizado e Interpol la investigación sobre este asunto, luego de que una adolescente de 13 años debiera ser trasladada al Hospital de Rivera tras hacerse heridas punzantes en un brazo. Fuentes policiales dijeron a El Observador que la joven se había hecho una herida de 20 centímetros de largo con la forma de una ballena.

En tanto, una adolescente de 15 años, que fue conducida al mismo hospital presentando heridas similares, admitió estar participando de este juego. Además, el equipo médico de ese centro de salud espera la confirmación del que sería el tercer caso en el departamento.

En Montevideo, en tanto, se presentaron dos denuncias luego de jóvenes que participaron del juego pero que, al decidir retirarse, fueron amenazadas por sus "curadores" –quienes hacen la invitación al juego y proponen los desafíos-.

En todos los casos los adolescentes borraron las conversaciones que tenían con sus "curadores", lo que dificulta la tarea de los investigadores para rastrear el origen de los mensajes. Además, por tratarse de personas que presumiblemente se encuentran en otros países, la responsabilidad que recaiga sobre ellos dependerá de si sus acciones son delictivas en el país donde viven.

El Ministerio de Salud Pública, en tanto, está haciendo un revelamiento en diferentes centros de Salud para tratar de determinar si existen más casos de jóvenes que se hayan autolesionado como parte de este juego.

Según explicó la agencia de noticias española EFE, la "Ballena Azul" nació en Rusia, pero se viralizó en Brasil, donde se han registrados varios casos mortales. El juego comienza cuando una persona que utiliza un perfil falso contacta a un adolescente que vive en otro país.

En ese contacto se lo invita a jugar, y si acepta es sometido a unas 50 pruebas, entre las que se encuentra dibujar una ballena en un papel, cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano, tatuarse una ballena en el brazo o pasar 24 horas sin dormir. El juego termina cuando el curador logra inducir al jugador al suicidio al someterlo a un peligroso reto 50.

En el estado brasileño de Mato Grosso, una chica admitió que estaba en la prueba 48 de las 50 del juego y que la última, era tirarse de un balcón.

Bonomi dijo que "el problema es que el juego no es el juego del que pasa por esas pruebas, el juego es del manipulador, que tiene éxito cuando el manipulado se suicida. Por eso inducen al suicidio a adolescentes o personas con depresión psíquica, así los eligen y el que se cree que está jugando, en realidad están jugando con él", agregó el ministro.


Populares de la sección