Proyectan obras para que San Martín tenga veredas decentes

También se realizarán obras de pavimento y paradas de ómnibus
Hay que ser un trapecista para poder caminar por las improvisadas veredas –si es que existen– en San Martín", dijo el director de Construcciones Viales de la Intendencia de Montevideo, Juan Coulthurst, para describir las dificultades que padecen los peatones al tener que transitar por esa avenida.

Frente al problema, la IMM presentó un proyecto de obras para esa zona –incluido en el Fondo Capital-–fundamentalmente en el tramo que va desde Domingo Arena hasta Aparicio Saravia.

Tal es el estado de las veredas que, según el jerarca, la gente no tiene más remedio que caminar por la calle incluso en el mismo sentido que el tránsito.

Coulthurst le explicó a los ediles de la comisión especial de seguimiento del Fondo Capital a principios de diciembre que lo que se quiere lograr es algo que en la mayoría de los barrios es parte de lo cotidiano: que los vecinos tengan veredas para caminar.

A través de ese fondo, la intendencia pretende mejorar las condiciones en unos 1.700 metros de esa avenida, lo que incluirá la construcción de veredas y saneamiento, y la colocación de luminarias y arbolado.

El objetivo principal de las obras es "cambiar el perfil" actual de la avenida, trocando "cunetas bastante profundas y sin veredas, por un perfil acordonado, con bocas de tormenta", señaló el director de Construcciones viales.

Según explicó, las obras van a ayudar a integrar al barrio Casavalle a la ciudad.

Se trata de una zona ubicada entre lo urbano y lo rural, en donde habitan unas 80 mil personas, y que tiene problemas de segregación y de precarización. Para Coulthurst, el reperfilamiento de San Martín generará un polo de desarrollo en la zona.

Si bien anteriormente hubo algunos intentos de construir veredas, aquella son angostas, no cuentan con accesibilidad o tienen escalones, dijo el jerarca.

La comuna planea hacerlas a nuevo, de hormigón y con rampas de accesibilidad. Además, el proyecto incluye construir un nuevo pavimento de hormigón de nueve metros de ancho. Se marcará el eje de la calle y se incorporará la señalización.

Por otra parte, se cambiará el alumbrado existente por luminarias con tecnología led, y se incorporará arbolado. La intendencia prevé además instalar paradas de ómnibus, ya que las actuales son precarias e improvisadas, e implican "una realidad muy agresiva" para los niños, dijo Coulthurst.

Otro problema es el de las cunetas, que son profundas y en las que se acumula basura. "La gente cree que puede tirar basura ahí", afirmó el jerarca. Lo que se buscará es eliminarlas y realizar obras de saneamiento con colectores. Cambios similares se proyectan para Belloni y camino Cibils.

Si bien se desconoce cuándo se iniciarán las obras, se estima que demandarán unos 15 meses de trabajo y que tendrán un costo de $ 255 millones.

Belloni: la primera obra del Fondo

En octubre pasado, la Intendencia de Montevideo presentó a la Junta Departamental el proyecto de obras para la avenida José Belloni.

El proyecto plantea incorporar una doble vía de 7,5 metros de ancho cada una, en el tramo comprendido entre camino Boiso Lanza y avenida de las Instrucciones, a lo largo de 3 kilómetros. Se construirán también veredas y rampas de accesibilidad. Además se incorporará una ciclovía en el cantero central.

Populares de la sección