¿Qué implicancias tiene para el cuerpo hacer maratones de series de TV?

Las consecuencias de mirar la pantalla varias horas de corrido puede ser perjudicial para la salud

Gracias a los servicios que ofrecen series a demanda del consumidor, como Netflix, hoy en día el público puede tener a su disposición todas los capítulos de una sola vez, haciendo que la persona decida cuándo y cuántos mirar cada vez.

A diferencia de lo que sucedía antes, cuando se debía esperar al otro día o a la semana siguiente para ver los capítulos de estreno, hoy el ansioso puede hacerse una maratón de capítulos de una serie uno detrás del otro. A este fenómeno se le denomina binge-watching (algo así como 'atracones' de series).

Según datos difundidos recientemente por Netflix algunas series son "devoradas" por los consumidores, pero este consumo compulsivo de algunas series no es gratuito. Según especialistas, el estar expuesto durante tantas horas a la pantalla genera consecuencias en la piel y en las expresiones faciales.

Es que el envejecimiento de la piel solo tiene un 25% de factor genético, el resto se debe a factores externos tan diversos como la exposición al sol, el estrés, el tabaquismo, los cuales aumentan la edad cutánea hasta cinco años.

En el caso del consumo de series, existen dos factores principales que explican su riesgo en la piel. En primer lugar está el efecto de la luz de la pantalla en la piel de la cara durante un tiempo prolongado, tanto de la luz azul de la pantalla de los celulares como la de cualquier monitor. En la mayoría de los casos se está encerrado, por lo que la piel pierde la oxigenación que necesita para neutralizar el efecto. Esto podría ser un factor de envejecimiento prematuro y generaría una condición en ascenso que incluso se comenzó a denominar "cara de Netflix".

De acuerdo con Justine Hextall, un referente en dermatología en el Reino Unido, la luz afecta tanto a adultos como a niños y tanto a mujeres como a hombres, por lo que recomienda el uso de protector solar.

También el hecho de estar sentado frente a una pantalla durante demasiadas horas por lo general hace que las personas consuman comida rápida y snacks. La alimentación es otro factor que explica el deterioro de la epidermis.