Querían derrumbar una casa y terminaron tirando dos

Obreros de Baltimore, Estados Unidos, no pudieron controlar un muro y terminaron afectando un edificio próximo al que estaba demoliendo
Los encargados de demoler edificios también se pueden equivocar, aunque las consecuencias puedan ser un poco más complicadas que en otra actividad. Esto le sucedió a un grupo de obreros de la ciudad de Baltimore, en Estados Unidos, que se encontraban tirando un edificio abandonado.

La operación se realizaba con éxito, hasta que en un momento, la máquina que estaba derrumbando las paredes del edificio no pudo controlar uno de los muros linderos con otro edificio. Este fue a caer sobre el techo del vecino, un local donde funcionaba una lavandería, y destruyó gran parte de la fachada.

Afortunadamente, no hubo ninguna víctima que lamentar y el dueño del edificio aseguró a medios locales que su seguro cubriría todos los gastos.