Rousseff descartó renunciar en medio de la crisis política

La presidenta brasileña prometió "seguir luchando" para volver al poder si es destituida
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, prometió "seguir luchando" para volver al poder si es destituida por el Congreso y descartó renunciar porque sería eliminar "la prueba viva de que hay un golpe", según dijo en en una entrevista difundida este jueves por la BBC británica.

"Seguiremos luchando para volver al gobierno. Vamos a resistir, resistir y resistir", insistió Dilma, entrevistada un día antes por la televisión pública británica.

Para la presidenta brasileña "el proceso de 'impeachment' es ilegítimo, ilegal". "No cuenten conmigo para renunciar", agregó Rousseff.

"Si renuncio, la prueba viva de que hay un golpe de Estado (...) desaparece", sostuvo la presidenta.

Rousseff confesó su tristeza por la posibilidad de no estar al frente del país en los Juegos Olímpicos de Río, en agosto.

"El miedo de que no sea yo, sino alguien que usurpó mi cargo, me llena de tristeza e injusticia", lamentó.

La Cámara de Diputados ya se pronunció a favor de abrir el proceso de destitución el pasado 17 de abril, y ahora le corresponde al Senado pronunciarse, algo que podría ocurrir a mediados de este mes.

A Dilma Rousseff se le reprocha haber maquillado las cuentas públicas para ocultar el déficit presupuestario.

Si los senadores aprueban la apertura formal del proceso, Dilma Rousseff tendría que apartarse del poder 180 días a la espera de su dictamen, período en el que sería sustituida por el vicepresidente Michel Temer, que pertenece a una fuerza política que abandonó la coalición de gobierno y al que la presidenta acusa de traición.

Pero la crisis política de Brasil afecta solo al oficialismo. Un juez de la corte suprema de Brasil suspendió este jueves por obstrucción de la justicia al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien está involucrado en el escándalo de corrupción en Petrobras.

La sentencia es una medida cautelar y atiende a un pedido de la fiscalía que afirma que Cunha, arquitecto del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff, usaba su cargo "en interés propio e ilícito para evitar que las investigaciones en su contra lleguen a buen término".

Fuente: AFP

Populares de la sección