Según economistas, gobierno privilegia déficit sobre inflación

Aunque no hay unanimidad sobre si se trata de un ajuste fiscal, los expertos coinciden en que el Poder Ejecutivo favorece como meta macroeconómica reducir el déficit fiscal contra el aumento de precios
Un sondeo realizado por El Observador entre economistas y contadores de distintas corrientes demuestra que existen diferentes puntos de vista sobre si el aumento de las tarifas en empresas públicas configura un ajuste fiscal. Los consultados coincidieron en que con la medida el gobierno privilegió la mejora del déficit fiscal por sobre la inflación.

Aunque algunos están de acuerdo y otros no, para los consultados el Poder Ejecutivo busca mejorar el resultado de las empresas públicas y, al mismo tiempo, aumentar el dinero que los entes transfieren a Rentas Generales.

"A mediados de este año habíamos dicho que estaban en riesgo los objetivos de inflación, en parte porque la prioridad de este gobierno iba a terminar siendo la recomposición fiscal. Por lo cual si uno pone la pata más sobre el control de los números fiscales tiene que resignar otros objetivos", dijo a El Observador Alfonso Capurro de la consultora CPA Ferrere.

El diputado astorista Alfredo Asti señaló que se deben "cuidar todos los platos de la balanza", con relación a la política macroeconómica, pero al mismo tiempo señaló la necesidad de incrementar las transferencias a Rentas Generales.

El gobierno asumió con un déficit fiscal de 3,5% del Producto Interno Bruto y prometió bajarlo un punto para 2019. La inflación cerró 2015 en 9,44% cuando la promesa electoral había sido ubicarla en 5% durante los primeros 18 meses.

Los puntos de vista

Alfonso Capurro
CPA Ferrere
No me voy a pronunciar sobre si es un ajuste fiscal o no. El ajuste fiscal desde el punto de vista económico no tiene una definición en sí mismo. Lo que sí está claro es que tiene finalidades fiscales. Obviamente cuando uno mira lo que han subido las tarifas en los últimos años, las definiciones de este año no están alineadas con lo que ha pasado en años anteriores, cuando las tarifas venían subiendo por debajo del IPC. En algunos casos se puede llegar a justificar desde la estructura de costos pero claramente la decisión tiene un costado que tiene que ver con el objetivo de mejorar el resultado de las empresas públicas.

Esto no debería sorprender debido a que nosotros en particular entendíamos que las metas presupuestales no se iban a cumplir y que iban a requerir o innovaciones tributarias o innovaciones en la estructura de gastos e ingresos, y esto es una de ellas claramente.

Alfredo Asti
Contador, diputado astorista
Ajuste fiscal no es. La definición de ajuste fiscal es un aumento de la presión tributaria sobre toda la población. Esto es una adecuación de tarifas a una realidad que ya se había constatado y advertido y se había dicho que se iba a cambiar en el Presupuesto, porque es necesario corregir una situación que se había dado en el último período de que varias empresas públicas habían dejado de aportar a Rentas Generales.

Si el déficit fiscal había aumentado 50% con respecto a lo previsto porque había sido menor el aporte de las empresas publicas aquí no hay ninguna novedad, como aparentemente se rasgan las vestiduras la oposición y el PIT-CNT, porque las empresas publicas deben aumentar sus transferencias a Rentas Generales con el objetivo de financiar las políticas publicas que son educación, salud, cuidados, seguridad, etcétera.

Isaac Alfie
Exministro de Economía del Partido Colorado
La no baja de ANCAP es el ajuste fiscal más importante. Obviamente va a depender del precio del petróleo y del dólar, pero a todas luces es la parte más importante de un ajuste fiscal. Con una referencia normal es más de un punto del producto por año. En UTE claramente hubo una aseveración de que iban a bajar 20% las tarifas. No solo no bajaron 20% sino que subieron y ahora vuelven a subir.

Es un tema netamente fiscal. Hay una necesidad de caja importantísima. El gobierno también hizo un ajuste fiscal con el tema del IRAE, creo que es por lo menos 0,5% del producto y está haciendo ajustes por acá (con las tarifas). Si no hacía eso el déficit estaba por arriba de 4%, seguro. Con esto seguro sea menor que 4% del Producto Interno Bruto (PIB) pero no sé cuánto menor a 4% del PIB va a ser.

Antonio Elías
Red de economistas de izquierda
No es un ajuste fiscal en la medida en que no es notoriamente por encima de lo que aumentó el IPC el año pasado. Eso no quiere decir que no considere que es inconveniente que el gobierno trate de resolver su déficit fiscal a través del uso de las empresas públicas como mecanismo recaudador.
Hay un problema importante porque esto afecta a los consumidores y en un momento de dificultades fiscales la carga debería recaer sobre los que tienen más y no sobre la mayoría de la población.

El gobierno debería recorrer un camino que no está recorriendo, que es el aumento de la carga tributaria al patrimonio. Esta política de ajuste de las tarifas es contraria a lo que se fijó como pauta salarial para los trabajadores privados, en el cual se desvinculaba el aumento del salario del IPC.

Populares de la sección

Acerca del autor