Sendic no presentó título y busca que Justicia no lo considere delito

El vicepresidente declaró como indagado y sus abogados pidieron el archivo de la causa
El vicepresidente de la República, Raúl Sendic, declaró ayer como indagado por presunta usurpación de título y presentó documentación que acredita sus estudios en La Habana, Cuba, pero no presentó el diploma de licenciado en Genética Humana a pesar de que públicamente se presentó durante años como tal, incluso en actos y documentos oficiales.

Sendic llegó a la hora 15 al juzgado, pero en lugar de entrar por la puerta principal, por la calle Juan Carlos Gómez, lo hizo dentro de una camioneta con vidrios oscuros por el acceso al carcelaje del juzgado, por donde entran los detenidos cuando son conducidos ante el juez. De esa manera, sorteó a la mayoría de los medios de comunicación que lo esperaban por el ingreso principal. Dos horas después salió sin hablar con los periodistas por el mismo portón enrejado de la calle Bartolomé Mitre. Atrás quedaron restos de un espejo retrovisor de la camioneta, que rozó una de las paredes al salir marcha atrás.

"Jamás he puesto en mi firma el título de licenciado", declaró el vicepresidente ante la jueza Ana De Salterain y el fiscal Carlos Reyes, según el acta de la audiencia. Sin embargo, durante años, Sendic firmó con ese rótulo documentos oficiales, desde resoluciones de ANCAP, cuando era presidente del Directorio, hasta un pedido de licencia en el Parlamento como presidente del Senado.


El vicepresidente relató en el juzgado su trayectoria estudiantil en Cuba y presentó al menos cinco documentos que acreditan esos estudios, pero omitió agregar al expediente el título de licenciado en genética humana que afirma ostentar.

"¿Usted era técnico en genética?", le preguntaron. "Era estudiante en Medicina y fui designado para hacer ese curso en particular (...) Hice un curso de genética humana", declaró Sendic. Por ese "curso", el vicepresidente fue presentado en decenas de documentos públicos como "licenciado".

El abogado denunciante, Gustavo Salle Lorier, no presenció la indagatoria al vicepresidente, a pesar
de que podía hacerlo, porque tuvo otra audiencia. Pero minutos después de que Sendic abandonara el juzgado, el denunciante llegó a la sede judicial para conocer su declaración. "Presentó documentos que hacen referencia a los estudios que él cursó en medicina, en genética, pero no tiene título, bien claro", dijo Salle Lorier en rueda de prensa.

La denuncia por el delito de usurpación de título fue presentada por el abogado luego de que El Observador informara el 24 de febrero que el vicepresidente firmaba como licenciado pero no lo es. "Yo lo que hice fue una preparación para la docencia en genética, que era un curso rápido. Nunca ejercí ni como licenciado ni investigador en genética, más que en un equipo en La Habana que trabajaba en investigaciones genéticas relacionados a los cromosomas sexuales", dijo un día antes Sendic a El Observador. En esa conversación admitió que no había logrado la titulación. "No lo hice, no lo hice. Yo nunca lo hice", repitió ante la pregunta de si cursó una licenciatura.

Pero un día después, en conferencia de prensa, aseguró que había terminado la licenciatura. "Cuando haya que presentar la documentación sobre esto, lo haremos", dijo en ese momento.

Ayer, en el juzgado, declaró que hizo "un año de curso teórico y dos de investigación y docencia. Culminé esos tres años", expresó.

Pedido a la universidad

Ante la falta de título, la defensa de Sendic, ejercida por los abogados Ignacio Durán y Gúmer Pérez, se aferra a dos argumentos. En primer lugar, a un error de tipografía en la redacción del artículo 167 del Código Penal, que refiere al delito "usurpación de título". En segundo lugar, a que esa carrera no existe en Uruguay, por lo que pidieron el archivo de la causa.

En cuanto al primer argumento, los abogados plantean que el delito de "usurpación de título" es inaplicable en este caso porque el artículo 167 del Código Penal sanciona al "que se abrogare" y no al que "se arrogare" títulos académicos. En este error de tipografía de los legisladores al redactar la ley se ampara el vicepresidente. Sus abogados plantean que la jueza De Salterain no puede interpretar lo que quisieron decir los legisladores, sino lo que el artículo realmente dice: se sanciona al que "se abrogare títulos académicos". Abrogar significa derogar, por lo que el artículo es inaplicable.

El segundo argumento en el que se sustenta la defensa del vicepresidente es la tesis del profesor Fernando Bayardo Bengoa, quien plantea que no configura delito arrogarse un título si no tiene similar o semejante en el ámbito nacional. En ese sentido, el fiscal Carlos Reyes pidió a la Universidad de la República que informe si existe una licenciatura en Genética.

"Nunca hice el trámite para la reválida, pues la licenciatura en Genética no existe en Uruguay", declaró
Sendic en el juzgado.

El decano de Facultad de Medicina, Fernando Tomasina, informó a El Observador que no existe en dicha facultad una Licenciatura en Genética Humana. Lo que sí existe es una diplomatura en Genética Médica en la opción pediatría. Por otro lado, fuentes de la Facultad de Ciencias también negaron que exista esa carrera en su facultad, pero aclararon que la que se asemeja es una Licenciatura en Ciencias Biológicas que tiene como una de las especialidades la Genética.

Luego de que la Universidad de la República informe sobre estos asuntos a la jueza Ana de Salterain, el expediente pasará a manos del fiscal Reyes, quien resolverá si pide el archivo de la causa, más prueba o el procesamiento del vicepresidente. En caso de que el fiscal lo acuse, de que pida su procesamiento, el Parlamento deberá resolver si levanta sus fueros.

De todas maneras, el delito por el que se lo investiga ("usurpación de título") no se sanciona con prisión, sino con una multa, que oscila entre $ 18.400 y $ 830.300.

La Secretaría de Comunicaciones del Vicepresidente de la República emitió ayer un comunicado de prensa en el que expresó que Sendic "no realizará ningún tipo de declaración pública como así tampoco sus asesores legales, en virtud del respeto estricto que debe merecer la reserva presumarial de las actuaciones judiciales, quedando por lo tanto a la espera de la resolución judicial a cargo de la sede penal competente".

"Es suficiente para que renuncie o sea removido"

Gustavo Salle, abogado denunciante del caso, dijo ayer tras conocer que Raúl Sendic no presentó su título de licenciado en Genética Humana ante la Justicia que el vicepresidente debería renunciar a su cargo. "Mi conclusión como denunciante es que la institucionalidad republicana del país se vio profundamente afectada y conmovida por la actitud del señor vicepresidente. Es más, como ciudadano reclamo la renuncia del señor vicepresidente en función de esto", dijo Salle a los periodistas luego de la audiencia.

"Él (Sendic) es el soporte de un órgano referencial en el país, vicepresidente de la República. Por lo tanto yo creo que esto es suficiente para que el señor vicepresidente renuncie o sea removido", agregó el abogado, que ayer no estuvo en la audiencia. Al comentar el resultado de la presencia del vicepresidente en el juzgado, concluyó: "En definitiva, el señor vicepresidente no tiene título, el señor vicepresidente no es licenciado y el señor vicepresidente no debió jamás utilizar el término de licenciado para arrogarse algo que no es".

"Desde el punto de vista institucional político, es un hecho grave y yo creo que inédito en el país que un vicepresidente haya incurrido en una mendacidad de esta naturaleza", subrayó Salle.



Populares de la sección