Tenfield: se permitió ingreso a los medios con los que la empresa "mantiene acuerdos comerciales"

"Permitir o no el ingreso a un evento" es decisión exclusiva de quien pagó por su emisión, advierte la empresa

La empresa Tenfield defendió su decisión de no ceder a Montecarlo Televisión las imágenes del partido inaugural y de la fiesta del estadio "Campeón del Siglo", cuyos derechos negoció con el Club Atlético Peñarol.

Asegura que en el año 1987 canal 4 hizo lo mismo que ahora le critica a ellos. "Cuando la Conmebol otorgó los derechos de venta de la Copa América de 1987 a la empresa Traffic Sports, la misma que hoy se encuentra cuestionada por hechos de corrupción, los vendió a Monte Carlo TV Canal 4. En esos momentos, dicha empresa hizo uso de los mismos y los explotó en su propio beneficio en forma exclusiva, negándose a llegar a un acuerdo con los Canal 10 y 12, los que no tuvieron en su pantalla las imágenes de esos partidos y no pudieron entrar cámaras a los escenarios de Argentina donde se llevaron a cabo los encuentros, incluidos los cotejos de Uruguay ante Argentina y la final frente a Chile", dice la carta difundida el jueves por la empresa.

En las últimas horas la decisión de Tenfield quedó en el centro de la polémica luego de que el periodista Mario Bardanca, en una editorial que realizó en el informativo Telenoche, acusara a la empresa de mantener acciones "censuradoras" y "cada vez más autoritarias" contra canal 4, que tampoco puede emitir los goles del fútbol uruguayo.

Este jueves, mediante un comunicado, Tenfield sostuvo que "permitió el acceso libre y sin costo alguno a todos los medios escritos, radiales y digitales que oportunamente completaron el formulario de acreditación en el Club Atlético Peñarol".

"En el caso de las empresas de televisión, Tenfield otorgó el acceso al evento -cuyos derechos, reiteramos, posee- a todas aquellas empresas televisivas con las que nuestra empresa mantiene acuerdos comerciales", añade el comunicado de la empresa que posee los derechos de emisión del fútbol, el básquetbol, el ciclismo y el carnaval.

Para la empresa, es claro que "permitir o no el ingreso de un medio a un evento es de exclusivo resorte de quien ha pagado por esos derechos, y que impedir el acceso a un medio no representa censura alguna sino simplemente el libre ejercicio del derecho por el que se ha abonado a quien comercializó los mismos".

En el texto, incluyen algunos ejemplos de casos similares en el pasado, en el que empresas que tienen derechos de determinados eventos han cedido derechos a quienes ellos quieren. Puso un ejemplo de cómo el emblemático relator Carlos Solé no pudo transmitir una Copa del Mundo, o cómo el acceso a shows como el de los Rolling Stone o Paul McCartney tampoco fue abierto a todos los medios.


El comunicado completo de Tenfield

"TENFIELD A LA OPINIÓN PÚBLICA

Como es de conocimiento público, nuestra empresa adquirió oportunamente al Club Atlético Peñarol los derechos de televisación de la fiesta y el partido inaugural del Estadio "Campeón del Siglo".

Desde hace ya varios años los más importantes espectáculos y eventos deportivos, artísticos y musicales comercializan sus derechos de televisación, radio, prensa e imagen. Lo referido precedentemente lo conocen muy bien los medios audiovisuales de nuestro país, ya que desde 1970 cuando por primera vez la FIFA comercializó los derechos de TV y radio de la Copa del Mundo, fueron ellos los adquirentes a través de la OTI, para su venta exclusiva en Uruguay. Fue pública en aquella ocasión, la negativa de los referidos medios, de negociar con CX 8 Radio Sarandí, para impedir que el narrador Carlos Solé, pudiera emitir por radio los partidos de ese torneo.

Luego, así ha sucedido siempre en Uruguay. Para referirnos a otro evento más cercano en el tiempo, cuando la CONMEBOL otorgó los derechos de venta de la Copa América de 1987 a la empresa Traffic Sports, la misma que hoy se encuentra cuestionada por hechos de corrupción, los vendió a Monte Carlo TV Canal 4. En esos momentos, dicha empresa hizo uso de los mismos y los explotó en su propio beneficio en forma exclusiva, negándose a llegar a un acuerdo con los Canal 10 y 12, los que no tuvieron en su pantalla las imágenes de esos partidos y no pudieron entrar cámaras a los escenarios de Argentina donde se llevaron a cabo los encuentros, incluidos los cotejos de Uruguay ante Argentina y la final frente a Chile.

En consecuencia, los ejemplos son muchos y variados. En el tiempo presente cabe recordar las dos presencias de Paul McCartney con sus espectáculos y el histórico concierto que The Rolling Stones ofreció recientemente en el Estadio Centenario. Así sucede también con las funciones que el prestigioso Cirque du Soleil está ofreciendo desde hace semanas en el departamento de Canelones.

Lo mismo sucede con las competiciones deportivas locales e internacionales, no solamente en Uruguay, sino en el mundo entero. Un ejemplo del cual son protagonistas los televidentes uruguayos ocurre con los partidos del Barcelona. Todos los compatriotas quieren ver jugar a Luis Suárez en su club. Sin embargo, por razones de venta de derechos exclusivos –como legítimamente ocurre con todo tipo de espectáculos- sólo se pueden observar a través de un solo canal. Y si alguna televisora uruguaya desea ir con sus cámaras al Nou Camp para registrar tomas parciales del cotejo, el clima previo, etc., debe realizar en forma previa las solicitudes correspondientes, resolviendo el propietario de los derechos si las autorizaciones se otorgan.

La venta de esos derechos permite a quienes organizan los espectáculos enfrentar los millonarios costos que insumen estos mega eventos. Quienes no poseen esos derechos no pueden ingresar a registrar lo que sucede dentro de cada espectáculo y usufructuar indebidamente derechos de los cuales no son titulares.

El encuentro inaugural del Estadio Campeón del Siglo del Club Atlético Peñarol y La Fiesta del Siglo no han sido la excepción. Nuestra empresa adquirió en su momento, en tiempo y forma, y de manera pública, la legitimidad convirtiéndose en propietario de los mismos.

En este caso, Tenfield permitió el acceso libre y sin costo alguno a todos los medios escritos, radiales y digitales que oportunamente completaron el formulario de acreditación en el Club Atlético Peñarol.

En el caso de las empresas de televisión, Tenfield otorgó el acceso al evento -cuyos derechos, reiteramos, posee- a todas aquellas empresas televisivas con las que nuestra empresa mantiene acuerdos comerciales.

Nos parece importante reiterar que permitir o no el ingreso de un medio a un evento es de exclusivo resorte de quien ha pagado por esos derechos, y que impedir el acceso a un medio no representa censura alguna, sino simplemente el libre ejercicio del derecho por el que se ha abonado a quien comercializó los mismos.

Montevideo, 31 de marzo de 2016"


Populares de la sección