Un programa de TV difundió parte de la declaración de impuestos de Trump

El asunto generó una gran polémica durante la campaña ya que el ahora presidente se negó a revelarla

La cadena de televisión estadounidense MSNBC publicó el martes la declaración de impuestos de 2005 del presidente Donald Trump, que continúa negándose a revelar él mismo el monto de sus ingresos.

El millonario pagó US$ 36,5 millones de dólares en impuestos federales sobre ganancias de más US$ 152,7 millones, según la declaración revelada en MSNBC por la presentadora Rachel Maddow, quien había anticipado la publicación del documento en Twitter.

La declaración fue descubierta por el periodista de investigación independiente David Cay Johnston, quien asegura que se la enviaron.

Según el texto, Trump y su esposa Melania pagaron 5,3 millones de impuestos federales y cerca de 31 millones de impuesto mínimo alternativo, que se fija para evitar que los contribuyentes se aprovechen de las lagunas fiscales para no pagar impuestos.

El monto total corresponde a una tasa efectiva de 24%, lo cual es señalado como bajo. En comparación, Hillary y Bill Clinton, que son millonarios, pagaron 30,8% de impuesto federal en 2005. Los Clinton publicaron siempre desde 1977 sus declaraciones de impuestos.

Unos minutos antes, un funcionario de la Casa Blanca reveló bajo condición de mantener el anonimato que Trump pagó US$ 38 millones en impuestos en 2005. Que la Casa Blanca saliera a difundir la información, marcó que había un esfuerzo por salir a hablar antes del programa de TV de Maddow. Fue la primera vez que la Casa Blanca habló sobre el asunto, desde que Trump está en el gobierno.

"Hace falta estar realmente desesperado por las audiencias para querer infringir la ley a fin de vender un tema con dos paginas de declaraciones fiscales de hace más de una década", señala la declaración de la Casa Blanca.

"Trump pagó US$ 38 millones, después de tomar en cuenta una fuerte depreciación de edificios, sobre una ganancia de más de US$ 150 millones", indicó.

"Es completamente ilegal robar y publicar declaraciones de impuestos. Los medios deshonestos pueden seguir haciendo esto parte de su agenda, mientras el presidente se concentrará en la suya, la cual incluye una reforma fiscal que beneficiará a todos los estadounidenses", dijo el funcionario.

Chris Cilizza, del Washington Post, aseguró que las revelaciones de Maddow son "una hamburguesa de nada" y que solo permite confirmar lo que Trump ha dicho reiteradas veces: que hizo de todo para pagar lo menos posible de impuestos, "una idea con la que muchos de sus votantes parecen estar de acuerdo", señaló Cilizza.

"No aprendimos nada nuevo de Trump hoy. Sí, tiene mucho dinero. Sí, como mucha gente, busca agujeros en el sistema para bajar su ingreso gravable. Yo no soy millonario y también lo hago", dijo Cilizza.

Reacciones ante la filtración

Luego de difunidadas las cifras a través de la cadena MSNBC, la Casa Blanca atacó a David Cay Johnston, el periodista de investigación que reveló la información en el programa de Maddow.

Johnston sugirió que un integrante del entorno de Trump, posiblemente incluso el propio mandatario, estaba detrás de la filtración. La respuesta de Trump en Twitter no se hizo esperar: "¿Acaso alguien cree realmente que un reportero, de quien nadie ha escuchado, 'revisó su correo' y halló mi declaración de impuestos?", escribió el mandatario, acusando además a NBCNews de dar "noticias falsas".

Hermetismo e ironía

En pocas horas, la etiqueta #GraciasMaddow se convirtió en el grito de batalla de los seguidores de Trump en Twitter, encantados de que la periodista de tendencia de izquierda había, según su relato, hecho desaparecer la especulación de que el presidente evitó pagar impuestos.

El hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr., ironizó acerca de la revelación de estas cifras al recordar que algunos opositores de su padre lo habían acusado de no pagar ningún impuesto. "Noticia de último momento: hace doce años, Donald Trump ganó mucha plata y pagó muchos impuestos. #escándalo", escribió en Twitter.


Trump se ha negado tenazmente a publicar su declaración de impuestos, contradiciendo una tradición política en Estados Unidos entre los candidatos a la presidencia.

Desde la campaña presidencial el año pasado, los medios investigan los formularios de impuestos, con el objetivo de determinar las fuentes de ingreso del millonario y los posibles conflictos de intereses.

Su adversaria, la demócrata Hillary Clinton, lo había acusado durante la campaña de haber intentado siempre evadir impuestos.

"Los documentos muestran que Trump y su esposa Melania pagaron 5,3 millones de dólares en impuestos sobre la renta federal", escribió Johnston en el sitio web Daily Beast.

"Sin embargo, los Trump pagaron unos 31 millones de dólares adicionales en el llamado 'impuesto mínimo alternativo' o AMT", añadió.

El AMT fue originalmente diseñado para evitar que los contribuyentes más ricos usaran demasiados huecos legales, y Trump anteriormente había pedido su eliminación.

Según una encuesta reciente de Langer Research, casi tres de cada cuatro estadounidenses creían que Trump debía divulgar sus declaraciones de impuestos. Trump dijo durante la campaña presidencial que lo haría si era elegido, pero una vez en la Casa Blanca se retractó.

El partido Demócrata denunció la "excusa de la auditoría" como un "fraude".

"La única razón para no divulgar sus declaraciones es para esconder lo que hay en ellas, como las conexiones financieras con oligarcas rusos y el Kremlin", dijo en un comunicado Zac Petkanas, asesor de Comité Nacional Demócrata, sin presentar pruebas.

La Casa Blanca atacó a los medios "desesperados por la cuota de pantalla", a quienes acusó de "violar la ley para promocionar una historia sobre dos páginas de declaraciones de impuestos de hace más de una décadas", según un funcionario que rechazó identificarse.

Antecedente

En octubre, el periódico The New York Times indicó -citando documentos a los que tuvo acceso - que Trump luchaba por evitar la quiebra en los años 1990 y realizó maniobras fiscales para no reportar cientos de millones de dólares como ingresos gravables.

El reporte indicó que el Congreso prohibió luego una de las tácticas usadas por Trump y que potencialmente le permitieron evitar el pago de decenas de millones de dólares en impuestos.

Trump declaró pérdidas por US$ 916 millones en 1995, según documentos obtenidos por el diario.

La portavoz de Trump, Hope Hicks, sugirió en ese momento que el New York Times no entendió o interpretó mal la ley de impuestos.


Fuente: EL Observador y AFP

Populares de la sección