Uruguay en alerta roja

Suspenden clases y actividad pública en 13 departamentos por las tormentas
La naturaleza parece no querer dar tregua. Al tornado que arrasó el viernes con la ciudad de Dolores, le siguieron inundaciones en varios departamentos y ahora la alerta meteorológica ascendió a nivel rojo para gran parte del territorio. Así, se prevé lluvias torrenciales y tormentas fuertes; vientos de más de 120 kilómetros por hora, y en algunos casos, las condiciones de clima adverso continuarían hasta el jueves.

El Instituto Nacional de Meteorología (Inumet) emitió ayer un comunicado especial sobre la "persistencia de tiempo severo", en el que asegura que entre la madrugada y el mediodía de hoy martes, los departamentos del Litoral Oeste, Centro-Sur y Este podrán tener lluvias mayores a 50 milímetros en un lapso de 3 horas o mayores a 100 milímetros en 6 horas y experimentar tormentas fuertes.

La alerta de nivel rojo se daría entonces para 13 departamentos: Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Tacuarembó, Durazno, Flores, Florida, Cerro Largo, Treinta y Tres, Lavalleja, Rocha y Maldonado. En esos departamentos, las clases tanto de Primaria como Secundaria, están suspendidas. Además, el Poder Ejecutivo dispuso la suspensión de toda actividad pública, salvo los servicios considerados esenciales como la salud, seguridad y monitoreo meteorológico. El gobierno exhortó además a los privados a adoptar los mismos criterios en las zonas de mayor riesgo.

En tanto, para el resto del país se prevén los mismos fenómenos, pero en menor intensidad, lo que se identifica como alerta naranja.

Según el presidente de Inumet, Gabriel Pisciottano, desde que se comenzó a utilizar el sistema de alertas -verde, amarillo, naranja y roja- en 2009 no se había dado un espisodio de lluvias torrenciales tan extendido.

Desplazados


Luego que el viernes Dolores se viera afectada por un tornado, que dejó la ciudad destrozada, un saldo de cinco personas fallecidas y cientos de heridos, esa y otras localidades se vieron en alerta por inundaciones. Ayer, solo en Durazno llovieron 200 milímetros, informó Inumet en conferencia de prensa y según los últimos datos del Sistema Nacional de Emergencia (SINAE) son más de 4.000 las personas que debieron dejar sus hogares, entre los evacuados y autoevacuados. Casi 1.400 personas permanecen fuera de sus viviendas en Colonia y otras 1.200 en San José, donde el agua llegó a alcanzar la altura del techo de varias viviendas.

Solo en tres departamentos, Artigas, Tacuarembó y Rivera, no hay desplazados, aunque la situación no parece mejorar y se prevé que la alerta se vaya corriendo hacia los departamentos del norte, afirmó el jefe de Pronóstico de Inumet, Néstor Santayana. Las tormentas y lluvias podrían durar en esa zona hasta el jueves. "De todas formas la inestabilidad que va a generar esta situación no es tan elevada como la que hubo el día viernes", señaló.


Varios luagres permanecen sin abastecimiento de agua corriente y en otros tampoco hay luz. "En este contexto, que en algunas zonas es grave, se están dando todas las previsiones para asistir en cuanto a lo sanitario, a la seguridad pública, a lo alimentario y de refugio a todas las personas que lo necesiten", dijo el prosecretario de Presidencia en conferencia de prensa. En Dolores prácticamente tercera parte de las manzanas fueron afectadas, afirmó el director de la Oficina de Planeamietno y Presupuesto (OPP), Álvaro García, por lo que el gobierno planea una solución similar a la que se dio en las inundaciones de principio de año, y es la de reparar las viviendas afectadas. Eso "implica un aporte extraordinario" que se definirá una vez que termine la evaluación de los daños, señaló García.

Las crecidas de ríos también dejaron víctimas. Tres personas fallecieron arrastradas por corrientes de agua en Canelones, Rocha y Maldonado. Así, desde Presidencia se realizó un "llamado especial a la responsabilidad, previsión y manejo con cuidado". Sobre todo se pide evitar atravezar cursos de agua si no están en su cauce.

El Sistema Nacional de Emergencia recomienda tomar especiales precauciones con personas más vulnerables -niños, adultos mayores, discapacitados- y no dejarlos solos; proteger también a los animales y retirar del entorno objetos que puedan ser impulsados por el viento y transformarse en proyectiles.

Por otra parte se debe cerrar y asegurar puertas y ventanas exteriores, evitar permanecer cerca de ellas, y en caso de ser necesario, refugiarse en la habitación más protegida de la vivienda.

Supenden clases


Ante la previsión de tormentas y lluvias torrenciales, tanto Secundaria como Primaria definieron suspender la actividad habitual, en liceos y escuelas que se encuentren en zonas con alerta roja, por lo que hoy no se dictarán clases en 13 departamentos.

La decisión de suspender las clases en los lugares donde la alerta meteorológica sea de nivel rojo se tomó siguiendo las disposiciones del protocolo de actuación frente a situaciones de desastre, elabroado por la Administración Nacional de Educación Pública en 2010.

El documento determina además que cuando las alertas sean amarillas o naranjas, no se pasará asistencia. De todas maneras, los centros permanecerán abiertos para atender, en caso de que sea necesario, a los damnificados.

Populares de la sección

Acerca del autor