UTU no encuentra solución a las colas para inscripción

El sindicato y algunas autoridades señalan que el problema de fondo es presupuestal, otras lo niegan.

Una vez más el año se despide con largas colas de jóvenes esperando por un número de inscripción en la UTU. Las autoridades de la educación señalan que la situación ha mejorado y que este año las colas no han sido tan largas, sin embargo, todavía son muchos los jóvenes y los padres que pasan varias noches a la intemperie para asegurarse un lugar que les permita estudiar al año siguiente.

Este año una de las escuelas técnicas que se vio más desbordada fue el Instituto Técnico Superior (ITS) de Buceo, que desde 2017 comenzará a impartir los cursos de bachillerato tecnológico, una propuesta que hasta este año solo se dictaba en el LATU. Desde el sábado de mañana los interesados se hicieron presentes en la puerta del instituto para asegurarse un lugar. Susana Abella, directora de Gestión Escolar de UTU, dijo a El Observador que estas fue una de las sorpresas de este año. También lo fue, según relató, las carreras de gastronomía que ofrece la Escuela de Superior de Gastronomía, Hotelería y Turismo, donde este lunes se pudo ver gente esperando por un lugar. Agregó que ya desde hace varios años, una de las propuestas más demandadas es el bachillerato deportivo.

Más allá de esto, Abella manifestó que la situación ha mejorado respecto a años anteriores. Según aseguró, este año las colas se vieron en tres escuelas de Montevideo, cuando años pasados era una fenómeno extendido en la mayoría de ellas.

Matrícula y presupuesto

Ayer el presidente de ANEP, Wilson Netto, explicó las largas colas por el incremento que en los últimos años ha registrado la UTU. "Tenemos un problema de crecimiento, de diversidad de propuestas, una UTU que llegará al estudiante número 100.000 este año, pero al mismo tiempo tenemos un país que tiene una escala determinada", sostuvo Netto, según declaraciones recogidas en el portal de Presidencia de la República. "La buena noticia es que la sociedad entiende que es bueno acercarse a la UTU", insistió.

Lo mismo planteó Abella, quien señaló que cada vez es mayor la cantidad de estudiantes que eligen propuestas de UTU y los cupos no dan abasto. "El tema de fondo es la capacidad locativa de los centros, que hoy en día están al máximo", dijo. La jerarca negó que se tratara de un tema de presupuesto y adelantó que las autoridades están buscando soluciones edilicias a esta realidad.

Sin embargo, el consejero del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP -UTU), en representación de los docentes, Freddy Amaro no coincidió con esta postura y afirmó a El Observador TV que el factor "más importante" en todo esto es el presupuestal. Las colas se dan porque la gente sabe que los cupos son limitados y van a inscribirse con anticipación para no quedarse sin lugar, indicó. De la mano con el presupuesto, mencionó la falta de profesores. "¿Tenemos la cantidad de docentes (que necesitamos para hacer frente a esta demanda)?" se cuestionó.

El anuario del Ministerio de Educación y Cultura del año 2014 da cuenta del incremento sostenido de la matrícula de educación media (ciclo básico y bachillerato) en UTU. Según la publicación en 2002 la institución contaba con 14.578 estudiantes en educación media y en 2014 la matrícula ascendía 30.816.

El dirigente de la Asociación de Funcionarios de UTU (Afutu), Daniel Devita suscribió la tesis de Amaro e indicó que "el problema sigue siendo el mismo de siempre: el presupuesto". "Las escuelas están limitadas por salones y talleres y esto se soluciona con un presupuesto mayor", afirmó. En este sentido, sostuvo que UTU está funcionando hace varios años con un déficit importante producto del crecimiento constante de la matrícula.

Devita indicó que tener grupos mayores a lo que permite la capacidad puede ser un arma de doble filo porque eso deriva en la mala calidad de educación y, por ende, en la desvinculación de los estudiantes. Denunció además que muchas veces por "cobrar al grito", las autoridades desarman cursos en el interior del país para ofrecerlos en el área metropolitana donde la exposición es mayor, y los estudiantes del interior se quedan sin ofertas.

Preinscripción por internet

Tanto Netto como Abella se mostraron confiados en que las colas para inscribirse en los cursos de Ciclo Básico y Formación Profesional Básica (FPB) –período que se inicia la semana que viene- desaparezcan, dado que este año se utilizó el sistema Gurí de Primaria para preinscribir a los alumnos de sexto en liceos o UTU. De esta forma, cada alumno ya tiene su número de inscripción y solo debe acercarse a presentar algunos documentos.

A esta teoría se aferró también Amaro, quien señaló que las preinscripciones por el sistema Gurí fue "un cambio bastante importante". "Los estudiantes no deberán concurrir este año para realizar la inscripción. Por lo tanto, no debería haber ningún tipo de cola", manifestó.

Para Abella el tema a solucionar ahora es la inscripción en los cursos de educación media superior y terciaria. Según señaló en algunas escuelas, la solución que han encontrado es otorgar los números de inscripción vía internet. Sin embargo, alertó que esta tampoco es una solución válida para todas las escuelas técnicas porque en algunas de ellas su público objetivo no tiene acceso a internet. En este sentido, puso el ejemplo de la escuela técnica de Pando, donde se instaló este sistema, pero el éxito no fue el esperado. "Hay familias que no confían en el sistema virtual y otras que ni siquiera tienen acceso a internet", señaló.

Más colas

En este aspecto, Devita también tiene una mirada crítica. A su entender, la semana que viene cuando se inicien las inscripciones en ciclo básico, las colas serán "mayores" porque los jóvenes que estaban fuera del sistema educativo y quieran retomar ciclo básico no van a tener lugar. De hecho, Abella señaló que esto ya ocurrió ayer en la UTU de Colón, donde muchos jóvenes desvinculados concurrieron con anticipación a buscar números para inscribirse a ciclo básico y se les debió decir que los cupos ya estaban llenos porque la inscripción se había realizado desde Primaria. Según dijo la jerarca, en total serían unos 150 jóvenes a los que se buscará redistribuir en otros centros de UTU o liceos.

Devita advirtió que esto atenta contra el derecho a la educación y los expone nuevamente a abandonar el sistema. "Si quieren ir a UTU y tu les ofrecés un liceo, es una causal importante de desvinculación posterior", remató.



Normal elección de horas

Susana Abella, directora de Gestión Escolar de UTU dijo a El Observador que la elección de horas se está llevando a cabo normalmente. Indicó que en Canelones ya se otorgó el 95% de las horas docentes, cuando años anteriores terminaba el año con 90% de horas adjudicadas. En Montevideo la elección comenzó ayer y culminará el jueves. En este sentido, la jerarca señaló que en el correr del año 2016 las horas vacantes en la zona metropolitana fueron 1.800, lo que "no comprometió" el normal dictado de clases. En toda el área metropolitana, UTU tiene un total de 57 centros educativos.



Populares de la sección