Vea la inspección al restaurante denunciado por dos paraguayas

La Justicia y el Ministerio de Trabajo investigan cómo ingresaron al país las trabajadoras y en qué condiciones laborales se desempeñaban

El restaurante Viejo Marino es uno de los más reconocidos de la zona del puerto de Punta del Este. Sin embargo, acusaciones de maltrato laboral a trabajadores paraguayos manchan por estas horas su nombre. Sobre lo que sucedió el lunes 28 de diciembre, cuando dos paraguayas renunciaron, y sobre la inspección del Ministerio de Trabajo, que desembarcó dos días después, hay varias versiones.

Las paraguayas Dionisia Acosta, de 45 años, y Evalyn Giménez, de 23, renunciaron el 28 de diciembre y al día siguiente denunciaron al dueño del restaurante por las condiciones en que trabajaban y dormían y porque dicen haber sido echadas del restaurante a empujones. El empresario, Carlos Marrero, lo niega.

El Ministerio de Trabajo inspeccionó el restaurante el 30 de diciembre y sus inspectores regresaron este jueves 7 de enero. Marrero filmó parte de la segunda inspección.

Lea el informe completo este sábado en El Observador.


Populares de la sección