Así quedó la escuela de Piriápolis luego de la turbonada

Hubo vientos fuertes que superaron los 180 km/h y se voló el techo del centro educativo
En la tarde del lunes los vientos superaron los 180 kilómetros por hora en el puerto de Piriápolis. Esa fue la última marca a la que llegó el anemómetro y luego la torre se cayó, dijeron a El Observador desde Prefectura.

Los fuertes vientos que aparecieron de forma repentina provocaron la caída de árboles y la voladura de techos: como el de la terminal o de la escuela Nº52.

Un arquitecto de Primaria se dirigía esta mañana al lugar a evaluar los daños. Desde Primaria se informó que los salones no están afectados, a excepción del techo, pero que, en caso de haber inconvenientes, se planea trasladar a alguna clase a un local que se encuentra detrás del centro educativo. Aún así, las clases en la escuela 52 fueron suspendidas.

El Instituto Uruguayo de Meteorología emitió una alerta naranja que rige para todo el país por lluvias y vientos fuertes hasta medianoche.

Las tormentas podrán estar acompañadas de precipitaciones puntualmente copiosas, de entre 50 y 100 mm en seis horas; rachas de viento de corta duración, de entre 75 y 120 km/h; precipitación de granizo e intensa actividad eléctrica. Para el miércoles, Inumet prevé la presencia de vientos desde el suroeste de entre 30 y 50 km/h, con rachas de entre 60 y 90 km/h principalmente en zonas costeras al sur y este del país.

Populares de la sección