Humedad genera importantes retrasos logísticos en la cosecha de soja

Es necesario más tiempo de secado y camiones tienen que esperar para descargar

La cosecha avanza a ritmo lento pero firme, la calidad y rendimientos son buenos en las zonas litoral y sur del país, sin embargo la situación es muy compleja en el norte y este. En el litoral sur, donde se siembra la mayor área de soja, se logran rendimientos del entorno de 2.500 y 2.700 kilos por hectárea, con una humedad que ronda el 20%, según confirmó Ignacio Foderé, director de Fadisol, al ser consultado por El Observador.

El avance de las cosechas es muy lento, porque como está húmedo la máquina no hace más de 10 o 15 hectáreas por día. Por más que existe un parque de cosechadoras muy grande para el país, en este momento no es suficiente e incluso muchos productores gestionaron compras de cosechadoras ante la desesperación por cosechar, indicó el empresario.

El costo de secado de ese grano que ingresa húmedo al silo es de al menos US$ 14 por tonelada, y además al precio hay que restarle la merma de kilos que se produce con el secado. La base de humedad en soja es 14%, o sea que si llega con una humedad de 20% tiene 6% de agua.

Consultado sobre el problema del abastecimiento de gas, Foderé respondió que se viene resolviendo lentamente. La planta de Fadisol en Nueva Palmira estuvo 12 horas sin gas, pero fue abastecida en la mañana de este jueves.

Normalmente cuando se dice que una secadora tiene la capacidad de secar 150 toneladas por hora, se considera bajar 2% de humedad, por ejemplo de 16% a 14%. Pero como la soja ahora está saliendo con 20% de humedad, hay que bajar 6%. Por lo tanto una secadora que seca 120 o 150 toneladas por hora, que es lo normal en Uruguay, ahora está rindiendo 30 toneladas por hora, y en el día seca entre 300 y 400 toneladas.

Eso genera que no haya soja seca y los barcos están prontos para cargar. "Hay un montón de soja cosechada pero no está pronta para cargarse en el barco. Además se genera problema en el silo, porque la soja húmeda no se puede mezclar con la soja seca", agregó Foderé.

El funcionamiento operativo en cada zafra consiste en generar un pulmón, guardando un espacio determinado para la soja húmeda, y a medida que se va secando se pueda recibir más. Pero como este año todo lo que entra está húmedo, el pulmón –que generalmente es un espacio reducido de la planta– se llena rápido y no se puede seguir recibiendo grano húmedo.

Muchas plantas están recibiendo soja al ritmo de secado. Cualquier planta que podría recibir 1.500 o 2.000 toneladas por día si el grano estuviera seco, ahora recibe 400 toneladas por día. Además los camiones quedan esperando, pasan los días y no pueden volver a las chacras a recargar.

"Nos ayudaría mucho tener días soleados que ayuden a que el grano salga más seco de las chacras", concluyó Foderé.


Acerca del autor