La carta de un niño neoyorquino que se suicidó tras sufrir bullying

Daniel Fitzpatrick dejó una triste nota en la que dice haber sido atacado por sus compañeros e ignorado por los profesores de su instituto
No es novedad: cada tanto, un niño o adolescente de alguna parte del mundo se suicida por culpa del bullying, ese concepto asociado a las conductas marginatorias, despectivas y/o agresivas hacia otra persona. En este caso la historia resonó en Nueva York, donde Daniel Fitzpatrick apareció muerto la semana pasada dejando una carta que da cuenta de su situación en el instituto donde estudiaba, el Holy Angels Catholic Academy, situado en la zona de Brooklyn.

El chico de 13 años dice en la carta que sufrió el abuso de cinco compañeros, y tras el suceso se supo que autoridades del colegio dijeron a los padres del chico que debía repetir el curso de este año en otra institución.

Entre otras cosas, la familia de Daniel dice que el bullying sistemático a su hijo minó su confianza, lo cual hizo que sus notas bajaran y que se encontrara en un callejón sin salida, consigna una nota del Daily News.

"Al principio estaba bien. Tenía muchos amigos, buenas notas y una buena vida, pero todo cambió. Mis antiguos amigos cambiaron. Dejaron de hablarme y yo dejé de caerles bien. El sexto curso llegó y mi amigo Anthony me falló y yo le fallé a él. Antony la tomó conmigo y me acosó con John, Marco, Jose y Jack. Lo hacían constantemente hasta que me peleé con él. Acabé con un meñique roto", dice Daniel en su carta.
"Al principio estaba bien. Tenía muchos amigos, buenas notas y una buena vida, pero todo cambió. Mis antiguos amigos cambiaron. Dejaron de hablarme y yo dejé de caerles bien. El sexto curso llegó y mi amigo Anthony me falló y yo le fallé a él. Antony la tomó conmigo y me acosó con John, Marco, Jose y Jack. Lo hacían constantemente hasta que me peleé con él. Acabé con un meñique roto"

Entre otras cosas, la familia de Daniel denuncia también ataques de parte de un profesor que señalaba constantemente al chico, llegando incluso a tacharlo de "flojo".

La situación de Daniel, según consigna el propio chico en su carta, llegó incluso a la pelea, cuando se fracturó un dedo por un incidente con uno de sus compañeros.

Daniel dice que "rogó y suplicó" al personal escolar, pero ignoraron sus quejas. "Me rendí. Los profesores no hicieron nada. Mrs. Goldrick (la directora) no hizo nada. Les conté a todos los profesores y no hicieron nada, excepto Ms. D'Alora. Es la mejor profesora. Ella me comprendió e hizo algo, pero no duró mucho", dice el niño en su desgarrador relato.

La historia lamentablemente no es atípica. En este tiempo reciente se ha sabido de casos similares en varias partes del mundo. Este año, por ejemplo, un chico hizo lo mismo en Culiacán, México. En Madrid, además, otro niño declaró no soportar ir al colegio debido al bullying y también se quitó la vida. En Barcelona, un menor transexual hizo lo mismo tras sufrir acosos diversos y en otras ciudades de Estados Unidos se trabaja con jóvenes y adolescentes que intentaron suicidarse por los mismos motivos pero lograron salvar su vida.

¿Qué se puede hacer contra el bullying?

Las medidas que pueden tomarse con un adolescente que está sufriendo bullying o con quienes lo están perpetrando no forman parte de un protocolo estandarizado, sino de una serie de medidas que tienen que ver con el conocimiento y control permanente de la situación.

El experimento de la manzana, realizado por una maestra británica, es un método para generar conciencia sobre el bullying que ha tenido relativo éxito.

También hubo reiterados experimentos sobre el bullying a nivel social que permiten comprobar cómo reacciona la gente a ellos y cuáles son la consecuencias de una acción cuando sufre control social por parte de los individuos que detectan esas conductas.

Asimismo, Acción ayuda es una plataforma creada por un joven de Colonia que permite monitorear casos de bullying y fue elegido por Microsoft el año pasado, destacándolo de entre cientos de proyectos de todo el mundo.

Finalmente, el Proyecto Shoá local propone a liceales reflexionar sobre el odio de una manera diferente.

Populares de la sección