"Las autoridades del Codicen tienen el apoyo del presidente de la República"

Aseguró que se cumplirá con la meta de que 75% de jóvenes egrese de educación media en 2020

La ministra de Educación, María Julia Muñoz, reconoció que se deben "corregir errores" en la educación pero descartó –como lo pidió el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres en la interpelación del 26 de abril– cambiar las autoridades del Codicen para propiciar una transformación. Muy por el contrario, manifestó que en el gobierno se entiende la continuidad de los jerarcas como "un plus" porque "la continuidad es buena". Por otro lado, anunció que este mes ingresará al Parlamento el proyecto de creación de la Universidad de la Educación, iniciativa que el oficialismo quiere concretar durante este período. "Si me preguntás a mí, quisiera tenerla aprobada a fin de año", afirmó.

¿Qué impresión le dejó la interpelación?

En realidad llevamos una interpelación por año, desde que asumimos en este cargo. La primera fue un llamado a sala. Son todas más o menos parecidas. La ventaja que nos deja es que año a año vamos progresando. Se han hecho desde más edificios hasta muchos más grupos, por lo tanto, hay mucho más gente trabajando en la educación. La política educativa es una de las políticas sociales más importante y más constructiva. Nunca va a ser satisfactorio el 100%, siempre quedan cosas por hacer y mejorar. Tenemos muchos debes.

Van tres interpelaciones en tres años. Pero además siempre tienen el mismo resultado: la bancada oficialista apoya la gestión del ministerio y del Codicen. La oposición no queda conforme.

Eso ya lo aprendí en el primer ministerio que me tocó ocupar. Desde que uno entra a sala, la oposición entiende que no se contestaron las preguntas. No es fácil satisfacer a la oposición en las respuestas, aunque sí contamos con muchos integrantes de la oposición que entienden que hay cosas para hacer, pero que la voluntad de los que están trabajando es hacer las cosas bien.

¿Se lo han transmitido a usted personalmente?

Figuras de la oposición han reconocido que en lo que tiene que ver con el ingreso de niños de tres años en educación inicial prácticamente ya se ha cumplido con lo que estaba planteado para 2018. También que hay progresos en lo que tiene que ver con la enseñanza y el aprendizaje a nivel de Primaria.

Lea también: Interpelación: se habló mucho de educación pero no pasó nada

En la interpelación usted dijo que el gobierno va a cumplir con la meta que anunció Tabaré Vázquez en la campaña, de que todos los jóvenes de hasta 17 años estén en el sistema educativo en 2020. ¿Se va a cumplir con la meta de que el 75% egrese de educación media? Hoy estamos en 40%.

Sí, creo que sí. Estamos haciendo un seguimiento muy personalizado de los chicos que ingresaron en educación media en 2015 y 2016. Esperemos que den un salto en cantidad, pero también en calidad, un salto que nos permita acercarnos a la meta lo más posible. Creo que el esfuerzo que estamos haciendo va a dar resultados al final del quinquenio.

Mieres reclamó que se cumplan los acuerdos multipartidarios de 2010 y 2012. Uno de los puntos que no se ha cumplido es la creación de la Universidad de la Educación. Recientemente el Ministerio de Educación presentó un borrador a la bancada oficialista. ¿En qué está esa discusión?

Nosotros presentamos un borrador. Todavía no tenemos la devolución. El mes próximo estaremos en condiciones de enviar al Parlamento un proyecto, que va a estar sometido a la opinión de todos los legisladores. Un punto muy positivo de la interpelación es el acuerdo que han manifestado todas las bancadas en la necesidad de la Universidad de la Educación.

El cogobierno fue lo que trancó el proyecto anterior. Este proyecto vuelve a postular el cogobierno como modelo de gobernanza.

Es un punto que estará en debate, pero deberá ser el Parlamento el que lo salve.

Usted ha mantenido encuentros con la bancada por este proyecto. ¿De qué manera piensan negociar esto los legisladores del Frente Amplio?

En la bancada hay acuerdo en que se debe negociar e incorporar aspectos de otras propuestas. Hay mucha voluntad de tener acuerdo para tener la Universidad de la Educación.

¿La nueva universidad va a suponer una refundación del Instituto de Profesores Artigas y de los institutos normales?

No se puede mecánicamente pasar a rango universitario, hay un proceso. En ese proceso tiene que haber distintos niveles de capacitación y distintos niveles para adecuar las estructuras a un nivel universitario. El Consejo de Formación en Educación viene avanzando en cambios curriculares para estar cada vez más cerca del nivel universitario

¿Para cuándo aspira el Poder Ejecutivo a tener aprobada la ley?

Si me preguntás a mí, quisiera enviarla en mayo y tenerla aprobada este año. Pero depende de la negociación en el Parlamento.

¿Qué fue lo que llevó al Poder Ejecutivo a cambiar la idea inicial? En 2015 se dijo que la Universidad de la Educación no era prioridad, quedó postergada por temas económicos, y ahora el gobierno la vuelve a retomar.

Al principio pensé más que nada en los costos que podría tener una universidad. Pero después, trabajando con las autoridades del Codicen y del Consejo de Formación en Educación, hemos visto que se ha avanzado muchísimo en calidad curricular, en proyectos innovadores y en perfeccionamiento docente. Con los recursos que cuenta CFE se puede dar un paso grande para mejorar la calidad de la formación. Después lógicamente se van a necesitar más recursos, pero por ahora hay masa crítica para empezar.

Lea tambien: Muñoz criticó a académicos que buscan "soluciones mágicas" para la educación

¿Hay pensado algún cambio en las autoridades de la educación para las próximas meses?

Las autoridades de la educación tienen el apoyo del presidente de la República. Creo que todos valoramos la continuidad como un plus, más allá de que entendemos de que hay que corregir errores. La continuidad es buena. El trabajo que vienen desarrollando los cinco integrantes del Codicen también lo es. Cada uno desde su visión aporta al colectivo, son gente comprometida con su trabajo, que recorren todo el país y conocen todos los centros educativos.

O sea que el pedido del senador Pablo Mieres de cambiar las autoridades no va a tener lugar.

Cuando Mieres sea presidente no hay duda de que cambiaremos todos.


Populares de la sección

Acerca del autor