Movilización de apicultores contra el uso de agroquímicos

Tras el hallazgo de glifosato en miel exportada advierten: "la abeja toma agua en el mismo lugar que la vaca"

Las autoridades del gobierno no proceden totalmente de la manera adecuada para proteger al medio ambiente y a la población que consume la producción del agro, sostuvo uno de los productores apícolas que participó este miércoles de una movilización en la zona del Palacio Legislativo, la que tuvo por objetivo sensibilizar a los ciudadanos sobre la existencia de riesgos para su salud.

José Luis Maya, apicultor de la zona de Libertad, en San José, es ex directivo de la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU) e integra una comisión designada por la Asamblea Nacional de Apicultores realizada en la Rural del Prado el 19 de noviembre, instancia en la que se decidió realizar la mencionada movilización.

"Estamos en una situación límite. Desde 2002 a 2015, por mencionar un dato oficial, entre insecticidas, fungicidas, herbicidas y otros productos químicos en este país se han desparramado 333 millones de litros, eso es mucho para un país de 17 millones de hectáreas, es demasiado y eso tiene sus consecuencias", expresó.

Añadió que "nosotros hemos tenido el problema del glifosato en la miel (Alemania canceló las comprar tras detectar rastros de ese químico en mieles exportadas desde Uruguay) y por eso estamos pidiendo a las autoridades que se analice qué pasa con las carnes, la leche, las frutas... porque está claro que la abeja toma agua en el mismo lugar que la vaca".

Dijo que por un lado está la problemática laboral que afronta el empresario apícola, "porque perdimos el mercado de Alemania, que era el que más nos pagaba, y ahora estamos esperando a ver qué sucede en Estados Unidos y en China", pero por otro lado "planteamos este tema como de contaminación, por eso queremos poner el foco en el ciudadano, por eso entregamos este volante (ver más adelante) y por eso pedimos más controles sobre los productos que comemos".

"En este modelo productivo que es insostenible faltan controles, no hay cuerpo inspectivo, acá todo el mundo echa las cosas que quiere y de la forma que quiere, no se controla. Ahora vemos que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) sacó la prohibición de la atrazina, que era algo que cualquiera, hasta un niño, iba a una cooperativa y la compraba, era un descontrol impresionante con eso", manifestó citando un aspecto que mejora la situación.

A los apicultores se les cerró el mercado de Alemania por aparición de resíduos de glifosato en miel exportada.

Manifestó, también, que hay señales que vienen desde un mercado de alto valor como el europeo y deben considerarse. Aludió a que allí se analizará en 2017 si se sigue utilizando o no el glifosato y que si se decide que no eso repercutirá en los países exportadores como Uruguay, por lo cual instó a prevenir eso: "yo no puedo creer que si el glifosato apareció en la miel no esté en la carne y en la leche", remarcó.

En la movilización, realizada desde el Rosedal del Prado hasta el Palacio Legislativo, participaron unos 250 apicultores, representativos de las distintas áreas apícolas nacionales, según estimaron los organizadores.

Representantes de esos productores se reunieron ayer con legisladores, a quienes les entregaron documentación relacionada con sus reclamos.

Maya destacó como un aspecto relevante que "tuvimos el apoyo de distintas organizaciones ambientalistas, porque ejemplo de la Red Agroecológica del Uruguay y de la Asamblea Nacional Permanente que trabaja por un Canelones libre de soja transgénica".

Finalmente, dijo que esta movilización "es un punto de partida", considerando que al inicio de 2017 insistirán en sus movilizaciones y gestiones ante las autoridades, principalmente a nivel legislativo.

Lo que dice el volante

El volante que los apicultores distribuyeron este miércoles a gente, en el marco de la movilización que concluyó en el Palacio Legislativo, se titula: "Por un Uruguay natural, pero de verdad, los apicultores comprometidos con la vita y la ética nos movilizamos".

Luego, se citan los siguientes conceptos:

  • "No al modelo productivo agroindustrial basado en agrotóxicos y transgénicos.

  • Generan residuos en los alimentos y ponen en riesgo la salud humana.

  • Contaminan nuestra agua y ambiente.

  • Diezman la biodiversidad vegetal y animal.

  • Atentan contra las fuentes de trabajo de pequeños productores familiares, productores orgánicos, apicultores y la salud de todos los habitantes.

  • Exigimos el cumplimiento de la constitución y las leyes ambientales".