Panamá Papers ratifican vínculo de Damiani con la ruta del dinero K

Gestionó hasta 300 sociedades anónimas; Eugenio Figueredo, los hermanos Jinkis y dirigentes kirchneristas fueron algunos de sus clientes

La pata uruguaya de las revelaciones de los Panamá Papers, publicadas este jueves por el semanario Búsqueda, ratifican el vínculo del estudio del presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, con la ruta del dinero K argentino.

Una sociedad anónima Jaguar Capital LLC, giró US$ 16,5 millones a una cuenta bancaria vinculada a Lázaro Báez en el Principado de Liechtenstein, por la supuesta venta de un terreno en la parada ocho de playa Brava de Punta del Este, informó El Observador el 5 de abril de 2014. Los documentos registrales a los que accedió este diario revelan que Jaguar Capital LLC vendió el padrón 10.665 en US$ 2 millones el 19 de diciembre de 2013.

Este jueves, Búsqueda informa que esa sociedad era administrada por el estudio de Damiani, como revela un mail de los Panamá Papers. "Tenemos una sociedad disuelta de Nevada llamada Jaguar Capital LLC que estaba bajo la administración de Damiani", escribió el 17 de marzo de 2014 Sandra de Cornejo, jefa del Departamento de Cumplimiento del bufete panameño de abogados Mossack Fonseca (MF), consigna el semanario. Esa operación, el giro de US$ 16,5 millones desde Montevideo a pedido Jaguar Capital LLC, es investigada por la Justicia de Crimen Organizado por existir sospechas de lavado de dinero.

"El vínculo que Damiani mantenía con MF le permitió conseguir tratos privilegiados para sus clientes, facilitar sociedades anónimas sin los controles habituales y ofrecerles mecanismos opacos para mover millones de dólares", señala el semanario.

Varios de los mails internos de la compañía panameña filtrados, a los que accedió el semanario uruguayo, demuestran los fuertes vínculos de Damiani con empresas cercanas al empresario kirchnerista Lázaro Baez, detenido esta semana en Argentina

En mayo de 2013 varios medios argentinos vincularon a las sociedades anónimas Helvetic Service Group, Aldyne Limitada y Eyden Group LLC con la "ruta de dinero K" del kirchnerista Lázaro Báez, presunto testaferro de la familia Kirchner. Al conocer esa información, Damiani se contactó con la filial de MF en Uruguay para solicitar información sobre las sociedades en las que Aldyne Ltd. aparecía como manager. De acuerdo con los mails, Damiani explicó que "estaban pensando cambiarla en todas sus sociedades" ante una publicación que mencionaba a la compañía. Aun así, no dio más información.

Su estudio, J.P. Damiani & Asociados, es uno de los que tiene mayor relación con MF. Sin embargo, el empresario llegó a ser considerado cliente de "riesgo" por la firma debido a los clientes con los que trabajaba, por ejemplo Eugenio Figueredo y Mariano y Hugo Jinkins, los tres involucrados al escándalo de corrupción de la FIFA. Casi una década antes de gestionar sociedades anónimas para los Jinkis, Damiani ya realizaba esas tareas para Figueredo.

Asimismo, otras de las sociedades que manejó Damiani estuvieron conectadas a presuntos casos de lavado de dinero de dirigentes kirchneristas.

En agosto de 2014, la Junta Directiva de MF resolvió renunciar a varias compañías y fideicomisos de Damiani. Sin embargo, dos meses después, representantes de la firma panameña viajaron a Montevideo a hacer una "revisión" de los clientes de Damiani y unificar las "políticas y procedimientos" entre ambas firmas. Luego de la reunión, la decisión de la junta cambió: "Las renuncias quedan sin efecto y seguimos atendiendo a Damiani", escribió una jerarca de MF.

Los Jinkis

En agosto de 2007, el estudio de Damiani solicitó a MF la firma de un formulario certificando que la sociedad anónima de los hermanos Jinkis no debía ser tributada en EEUU. Damiani había convencido a los empresarios de no cerrar su sociedad sino trasladarla a Nevada (EEUU), por lo que el empresario tenía total urgencia en que esto se aprobara.

La sociedad era Cross Tranding, una de las que según el FBI se usaron para pagar coimas a dirigentes de la FIFA con el objetivo de asegurar derechos de televisación de algunos campeonatos de fútbol.

MF tenía dudas sobre firmar el documento solicitado dado que no habían hecho algo similar antes, según se desprende de los correos electrónicos intercambiados entre las partes, a los que se accedió en la investigación. Ante esto, Damiani redactó mails directamente pidiendo excepciones e intentando concretar la firma.

"Me informa Juan Fernández (su socio) que hay dificultades para firmar un formulario de tipo de exención fiscal que nos deja muy mal parados frente a nuestros clientes. Esta es una sociedad de Nieu que el interesado quería en principio abandonarla, pero fue nuestra sugerencia la redomiciliación en Nevada con todos los beneficios que ello conlleva, lo que nos imposibilita decir no a este pedido", sostuvo. "Descarto tus siempre inteligentes soluciones y te envío un fuerte abrazo", concluyó.

Figueredo

Damiani tramitó la primera sociedad anónima para Figueredo en 1996. Se llamó Brikford. Desde ese momento, el empresario continuó trabajando para Figueredo. Llegó a gestionarle al menos siete sociedades y otras varias para su esposa, Carmen Burgos, hasta que el exvicepresidente de la FIFA fue detenido en Suiza.

Dos días después de la detención, el Departamento de Cumplimiento del bufete de abogados uruguayo informó a MF que eran "agentes residentes" de cinco empresas de Figueredo: Remstar Assets (dueña de un inmueble en Maldonado), Gilson Overseas (propietaria de cuatro inmuebles en Montevideo), Jalisco Development (sin activos), Trimon Invest SA (sin activos pero tuvo inmuebles en Cuidad de la Costa) y Capri Development Inc (sin activos, aunque tuvo un inmueble en Montevideo y una cuenta bancaria).



Populares de la sección