Procesaron a nueve personas que integraban banda de contrabando de cueros

Utilizaban un depósito que tenía puertas a Brasil y a Uruguay para evadir controles en la frontera

Nueve personas fueron procesadas como consecuencia de un operativo de Crimen Organizado que permitió desarticular una banda de contrabandistas que utilizaban un depósito ubicado justo sobre la línea divisoria entre Uruguay y Brasil, en la ciudad de Rivera, para trasladar grandes cantidades de lanas y cueros vacunos sin llamar la atención de personal de aduana. Tres de ellos cumplirán su condena en prisión, dos por un delito continuado de contrabando en calidad de autores y otro por un delito continuado de contrabando en calidad de coautor, al tiempo que los seis restantes fueron procesados sin prisión, todos por ser coautores de un delito continuado de contrabando.

Lea también. Un depósito con puertas a Brasil y a Uruguay: la clave de una red de contrabando

El operativo, que se llevó adelante el pasado miércoles 19, permitió capturar a 36 personas (34 uruguayos y 2 brasileños), aunque este viernes la mayoría de ellos, salvo los procesados, pudieron abandonar la sede judicial de crimen organizado, porque venció el plazo para tomarles declaraciones. Entre los detenidos figuraban los dos líderes de la banda –ambos procesados con prisión-, los propietarios de las dos casas de cambio que recibían los pagos de la mercadería ilegal –cuya situación está a la espera de una auditoria de la DGI- y el funcionario de aduana que falsificaba documentos y omitía controles para permitir el ingreso de mercadería desde Argentina a Uruguay por la frontera con Salto.

Este último no fue procesado, porque no se le llegó a tomar declaraciones y la Justicia debió liberado luego de 48 horas detenido.

La maniobra consistía en llevar los cueros y lanas a un predio, ubicado en la ciudad de Rivera (entre Av Conrado Goncalves y Mal Malet), que tenía una puerta de acceso por territorio uruguayo y otra, al fondo, por territorio brasileño. Allí la mercadería -que se traía informalmente desde Argentina y de lugares todavía no identificados en Uruguay- se preparaba para su distribución en el lugar. Más tarde, un camión del lado brasileño cargaba los cueros para venderlos en ese mercado.


Populares de la sección