Robo en Humanidades: policía sospecha de "profesionales de alto nivel"

Desde el Ministerio del Interior se cree que será una investigación "difícil de seguir"

La indagatoria por el robo al laboratorio del Grupo de Investigación de Arqueología Forense (GIAF) de la Facultad de Humanidades —que está a cargo de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia y Policía Científica— "será de las más difíciles de seguir" y "se sospecha el uso de alta tecnología o la participación de profesionales de alto nivel", sostuvo un asesor del ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

De todos modos, Fernando Gil, responsable de la Unidad de Comunicación (Unicom) de la secretaría del Estado, destacó que actualmente los investigadores policiales "cuentan con recursos que nada tienen que envidiar a otras policías del mundo".

"Asimismo, la profesionalización y capacitación de nuestros investigadores ha permitido la rápida resolución de casos tanto o más complicados que este", escribió Gil en su blog personal.

El robo al laboratorio del GIAF se produjo durante Semana Santa y fue detectado el lunes 28, cuando los investigadores que cooperan con la Justicia en causas de búsqueda de restos de desaparecidos durante la dictadura (1973-1985) retomaron sus tareas. Los intrusos ingresaron a la oficina sin forzar la puerta ni hacer sonar la alarma y se llevaron los discos duros de cuatro computadoras donde había información referida a investigaciones judiciales que en su mayoría tiene respaldo en otros soportes.

El episodio tuvo otro hecho sumamente llamativo, ya que en un mapa de Montevideo ubicado en una pared fueron marcadas con un círculo las zonas donde viven los integrantes del GIAF.

Debido a este hecho, mañana viernes varias organizaciones de derechos humanos convocaron a una movilización desde la Facultad de Humanidades (Paysandú y Magallanes) hasta la Plaza Libertad.


Populares de la sección