Sanabria retiró dinero antes de cerrar cambio

El fiscal apelará decisión del juez sobre el expresidente del BCU, Humberto Capote
En la resolución por la que el Banco Central del Uruguay (BCU) clausuró definitivamente a Cambio Nelson, aseguró que el 20 de febrero -poco antes de que Camvirey S.A. cerrara sus puertas- la familia Sanabria retiró "la suma total de U$S 3.726.410, principalmente a través de la cuenta de Paula Sanabria y otros, de la que se realizaban retiros y pagos de gastos personales y de varias empresas vinculadas".

Asismimo informó que a esa fecha existen saldos adeudados a Camvirey S.A. por parte de empresas vinculadas por un total de U$S 1.538.081, destacándose los saldos de U$S 1.187.783,64 de la empresa Mijal S.A. y U$S 356.566,46 de Firosol S.A. y que Camvirey SA le adeuda a 380 clientes un total de U$S 5.005.885 que responden a la recepción de fondos que en general no se aplicaban para el pago de cuentas dentro del plazo de 48 horas y se verificó que 278 clientes registran saldos deudores respecto a la casa de cambio por un total de U$S 2.785.702.

Por último precisó que "no ha sido posible obtener explicación para el saldo acreedor de $ 118.000.000 registrado en la cuenta denominada "Pendientes a Acreditar y Depositar" al 24 de febrero de 2017, que tampoco figura en los estados contables presentados ante la Institución".

El fiscal apelará


El fiscal Rodrigo Morosoli piensa apelar el auto de procesamiento del juez Marcelo Souto en cuánto a la supeditar el procesamiento del contador Humberto Capote (contador externo de Cambio Nelson y expresidente del Banco Central) al resultado de una pericia contable. El juez dispuso que quede emplazado, con cierre de fronteras y además le retiró el pasaporte pero consideró que antes de pronunciarse sobre su responsabilidad en los hechos probados, debe "es imprescindible" realizar la pericia contable.

No obstante, el fiscal consideró que Capote estaba al tanto de toda la operativa del cambio y por eso pidió procesarlo por apropiación indebida en calidad de coautor. En su dictamen, Morosoli escribió que Capote "conocía el corazón del negocio" y había sido "asesor de confianza de Wilson Sanabria cuando este asumió las responsabilidades del cambio".


Por eso piensa en apelar el auto de procesamiento. El plazo para hacerlo se vence el 18 de abril. Esa fecha también corre para los defensores de los procesados. El abogado Jorge Barrera ya dijo a El Observador que no apelará el procesamiento de Sanabria.

Al dictar los procesamientos del empresario Francisco Sanabria, al gerente general del Camvirey, Nelson Calvette y a dos contadoras por las actividades ilegales del Cambio Nelson, Souto dispuso la realización de una pericia para saber si el contador tenía acceso a los registros contables y "si podía abrir una cuenta diferente a un asiento contable, referente a depósitos de terceros, pagos de intereses, es decir una cuenta de una persona física o jurídica".

Por otra parte, el expresidente del BCU, Julio de De Brun salió ayer en defensa de Capote y dijo que no tenían como saber maniobras de Sanabria, contador del Cambio Nelson. En declaraciones a Subrayado, De Brun dijo que ni Capote ni el BCU tienen responsabilidad por omisión o negligencia.

Populares de la sección