19 de mayo 2024
21 de marzo 2024 - 17:46hs

Después de una larga investigación, la Justicia de San Isidro ha optado por archivar el caso que examinaba la muerte de Natacha Jaitt, según fuentes vinculadas al caso informaron a Infobae. Natacha Jaitt, una modelo y figura mediática, falleció el 23 de febrero de 2019 después de una reunión de negocios en el salón de eventos Xanadú en Tigre.

El documento que formaliza la decisión de cerrar el caso fue firmado el jueves por la tarde por Martín Otero y Lida Osores Soler, los nuevos fiscales que asumieron el expediente a finales del año pasado. Esto implica que, según la Justicia, tras la revisión de cinco fiscales y diversos jueces, no se ha encontrado evidencia de delito en torno al fallecimiento de la mediática. En resumen, la conclusión es que la muerte ocurrió sin la intervención de terceros. Sin embargo, las fuentes consultadas indicaron que existe la posibilidad de apelación.

El documento de 11 páginas, citado por el sitio Infobae, señala: "Es dable mencionar que en el marco de la presente se han peritado distintos aparatos tecnológicos de comunicación, entre ellos el teléfono celular y dispositivo electrónico IPad pertenecientes a la víctima de autos, sin que el resultado de las mismas hayan aportado elementos que alimenten una hipótesis delictiva respecto al deceso de la Sra. Jaitt". Y añade: "Misma conclusión a la que puede arribarse con relación al resultado que arrojaron las restantes diligencias probatorias y medidas investigativas desplegadas durante el transcurso de la investigación".

Archivaron la causa

La investigación inicial fue liderada por los fiscales Cosme Iribarre, Sebastián Fitipaldi y Diego Calegari. Durante años, los investigadores exploraron diversas hipótesis, ninguna de las cuales prosperó. En los últimos meses, los tres fiscales se retiraron de la investigación, dejando a cargo a sus colegas Otero y Osores Soler, quienes después de revisar el expediente decidieron archivarlo.

El escrito detalla minuciosamente las pruebas reunidas, incluyendo testimonios, pericias tecnológicas, la autopsia, registros de cámaras de seguridad y documentos emitidos por la junta médica que analizó las circunstancias. La conclusión de Otero y Osores Soler coincide con la de sus predecesores: no se encontraron pruebas de delito.

La versión de la Justicia acerda del fallecimiento de Natacha Jaitt

La versión de la Justicia sobre la muerte de Jaitt es la siguiente: la modelo falleció en la madrugada del 23 de febrero de 2019. A la 1 de la mañana, se recostó en la cama de una de las habitaciones del complejo de eventos Xanadú en Villa La Ñata, Tigre, y nunca volvió a despertar. Había acudido al lugar para una reunión laboral. Según la Justicia, la muerte fue el resultado de una sobredosis de cocaína, no de un crimen.

El salón Xanadú era propiedad de Guillermo Gonzalo Rigoni, quien estaba presente esa noche junto a dos amigos, Gaspar Esteban Fonolla y Gustavo Andrés “Voltio” Bartolín. También estaban presentes Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, quien tenía alguna relación con Jaitt, y una joven llamada Luana que vivía en la zona. Los testimonios posteriores coinciden en que se trataba de una reunión laboral y que hubo consumo de alcohol y cocaína hasta altas horas de la madrugada.

Según el expediente, a la 1:49 del 23 de febrero, se recibió una llamada al 911 desde el complejo de eventos, informando que había una persona "desvanecida" en el interior. La modelo yacía desnuda en la cama de una de las habitaciones cuando llegaron los agentes, y ya estaba sin vida.

Temas:

Natacha Jaitt

Más noticias

Te puede interesar