La Suprema Corte de Justicia usará llamadas por internet para bajar costos

Las acciones dispuestas para bajar los gastos tienen el objetivo de "mantener el boliche abierto", dijo el presidente de la Suprema Corte de Justicia

Ahorrar en todo lo que se pueda y optimizar al máximo cada peso. Esa es la política financiera de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) para mantener funcionando el Poder Judicial en un panorama complejo, donde en las últimas cuatro instancias presupuestales (incluida la Rendición de Cuentas que esta semana será tratada en el Senado) no recibió actualizaciones ni nuevas partidas.

En ese marco, la SCJ instaló un comité de crisis que en los últimos meses impulsó varias medidas de ahorro, como por ejemplo acotar las horas de limpieza en los juzgados, limitar la compra de papel y hasta se dejaron de pagar algunos tributos al Banco de Previsión Social, con los que luego se deberá poner al día con el pago de intereses.

La semana pasada, los ministros del máximo órgano judicial adoptaron una nueva medida con la que prevén ahorrar $ 600 mil al año: se trata de la sustitución de la central telefónica del Palacio Piria (sede de la SCJ) por un sistema de telefonía IP, que permite realizar llamadas utilizando internet a base de la intranet del Poder Judicial. De esa forma se evitan los costos del servicio de ANTEL.

"Con los $ 600 mil que se ahorren el año próximo se comprarán teléfonos IP para continuar la sustitución en juzgados y dependencias judiciales del interior", dijo a El Observador el ministro de la SCJ, Jorge Chediak.

El magistrado indicó que en el marco del plan de ajuste financiero, el Poder Judicial también decidió que hasta el 31 de diciembre no habrá ingresos de nuevos auxiliares administrativos, para ahorrar en el rubro salarios.

Por otra parte, Chediak también informó que la SCJ evitó gastar "algunas decenas de miles de dólares" en licencias informáticas al haber resuelto utilizar, en algunos casos puntuales, programas de software libre.

"El boliche abierto"

El mes pasado la SCJ pidió al Poder Ejecutivo una partida adicional de $ 26 millones para solventar gastos operativos hasta el 31 de diciembre. Hasta ahora el gobierno no respondió.

"Hoy no tenemos certeza de poder llegar a fin de año porque ese refuerzo de $ 26 millones está pendiente", expresó el lunes 5 ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda del Senado el presidente de la SCJ, Ricardo Pérez Manrique.

Las únicas partidas para el Poder Judicial que prevé la Rendición de Cuentas tienen como destino la puesta en marcha del nuevo Código del Proceso Penal a partir de julio de 2017.

Chediak, por su parte, afirmó en el Parlamento que las medidas de ahorro dispuestas buscan "mantener el boliche abierto", es decir, que las sedes judiciales puedan seguir operativas a pesar de las serias dificultades.

La SCJ decidió semanas atrás cerrar 13 juzgados de paz del interior, medida que, además de responder una necesidad económica, también estuvo motivada por una decisión de mejorar el servicio ya que se trata de sedes que tenían un escaso volumen de trabajo y eran ocupadas por jueces legos, es decir, que son abogados.

Chediak indicó en el Parlamento que cerrar esos 13 juzgados permite al Poder Judicial ahorrar unos $ 4 millones por año, cosa que en la realidad presupuestal actual "es mucho dinero".

Sin Patrimonio

El Palacio Piria, sede de la Suprema Corte de Justicia, no abrirá sus puertas al público durante el Día del Patrimonio los próximos 1º y de 2 octubre para no pagar las horas extras a los funcionarios.


Populares de la sección