Quién es Melania Trump, la nueva primera dama de EEUU

La exmodelo de 46 años es la segunda extranjera que ocupará el cargo. Conozca más sobre ella

Melania Trump enfrenta un duro camino para ser aceptada como la nueva primera dama de Estados Unidos. La exmodelo de 46 años que nació en la antigua Yugoslavia -actual Eslovenia- mantuvo un perfil bajo durante la virulenta campaña de su esposo y le aportó calma a los discursos agresivos que pronunció del presidente electo.

Para muchos es una paradoja que Trump, un candidato que ha escandalizado fuera y dentro del país con su retórica xenófoba y ultranacionalista, pueda llevar a la Casa Blanca a la única primera dama nacida fuera de Estados Unidos desde la esposa del expresidente John Quincy Adams (1825-1829), que era británica.

Melania Trump

En la carrera por la Casa Blanca, Melania le cedió el protagonismo a Ivanka, hija del primer matrimonio del multimillonario, y una de sus principales asesoras.

Durante la campaña sufrió un duro golpe que la sacó casi por completo de escena cuando medios estadounidenses detectaron que había plagiado parte de un discurso pronunciado por la actual primer dama, Michelle Obama, en la convención demócrata de 2008 cuando su esposo disputada el liderazgo del partido.

Donald Trump acudió rápidamente a su rescate, pero nunca reconoció que hubiese habido plagio. "Fue realmente un honor presentar a mi esposa, Melania. Su discurso y aplomo fue realmente increíble. Muy orgulloso", afirmó el multimillonario en un tuit.

Melania Trump campaña

Esta exmodelo de 46 años que reside en Estados Unidos desde 1996 -y que aún mantiene algo de su acento natal- deberá ponerse los zapatos de primera dama bajo la sombra de su predecesora, que mantuvo una agenda propia promoviendo la alimentación saludable en escuelas, o la educación de las niñas en su país.

Melania ya anunció que su "causa" serán "los más necesitados, sobre todo las mujeres y los niños", y que reservará tiempo para dedicarse al único hijo del matrimonio, Barron, de diez años, y a apoyar a su esposo, según dijo.

Melania Trump campaña

Hasta ahora, las mayores virtudes que se le reconocen a Melania son la elegancia y la prudencia con la que transitó por una campaña en donde su esposo fue acusado por varias mujeres de haberlas acosado. En los últimos meses de campaña concedió muy pocas entrevistas, y su discurso fue repetitivo destacando el lado más amable de su esposo.

Melania Trump campaña

La pareja se conoció en 1998, en una fiesta que organizó el dueño de una agencia de modelos para la que Melania trabajaba. Su pasado como modelo también le trajo sobresaltos a la campaña de Trump cuando el periódico The New York Post publicó fotos para las que posó desnuda.

Se casaron en 2005 y lo festejó con una lujosa fiesta en la que, paradójicamente, estuvo presente Hillary Clinton. El vestido que lució fue confeccionado por Dior y su costo se estimó en US$ 200.000.

"Los dos somos muy independientes. Yo le dejo ser quién es y él me deja ser quien soy. No intento cambiarlo, es un adulto. Él conoce las consecuencias. Yo le doy mi opinión muchas, muchas veces", explicó en febrero en una entrevista con CNN, en la que confesó que no le gusta el tono duro que usó por momentos su marido durante la carrera por la Casa Blanca.

Melania Trump campaña

En otras ocasiones, cuando se le ha preguntado qué opina de los comentarios de su esposo sobre los inmigrantes, ha subrayado siempre la diferencia con quienes llegan a Estados Unidos de manera irregular de quienes, como ella, siguieron "la ley".


Populares de la sección