Vázquez contra todos: cuatro frentes en los que se muestra inflexible

En lo que va de esta semana el presidente trancó al PIT-CNT, la bancada del Frente Amplio, a Lacalle Pou y a los socios del Mercosur

El presidente Tabaré Vázquez ha dado muestras, durante su carrera política, de ser un líder con personalidad fuerte y de no tener problema en transmitir su malestar a los interlocutores con los que se enfrenta.

En otras oportunidades se ha tragado los enojos o enconos personales para lograr determinados objetivos políticos. Como quien monta un caballo, Vázquez muchas veces tira fuerte de las riendas pero en otro momentos afloja. Siempre en función de obtener sus resultados.

En esta semana, la rienda la tuvo bien apretada y el presidente no dudó en mostrarse duro con al menos cuatro actores políticos de peso: el PIT-CNT, la bancada de Diputados del Frente Amplio, el directorio del Partido Nacional y dos países del Mercosur.

Si se suma además la actitud del Ministerio del Interior, que se mostró inflexible con la AUF por la seguridad en las canchas, el gobierno empezó a adoptar una posición dura en la que el mensaje queda claro: "Acá mando yo".


El choque con el PIT-CNT

Vázquez se sintió “amenazado” por el PIT-CNT y rechazó reunión
El presidente Tabaré Vázquez no recibirá a los delegados del PIT-CNT. Presidencia
El presidente Tabaré Vázquez no recibirá a los delegados del PIT-CNT. Presidencia

Tal vez fue la reacción más dura. La central sindical pidió por segunda vez una reunión al mandatario para solicitar modificaciones en las pautas salariales que rigen los consejos de salarios. Lo hizo antes del paro general y no tuvo respuesta. Realizó la movilización y en ella hubo varias expresiones que exasperaron al mandatario. El PIT-CNT insistió luego del paro. Mostró los resultados de la adhesión al reclamo como un logro (según ellos casi un millón de uruguayos no fue a trabajar ese día) e insistió en tener un encuentro. Vázquez lo sintió como una presión y una amenaza.

Y así se lo hizo saber esta semana. "Apostamos y practicamos permanentemente al diálogo. Así nos hemos conducido, lo hacemos en este momento y lo seguiremos haciendo en el futuro. El diálogo productivo con argumentaciones fundadas, el diálogo responsable. El diálogo en serio. No el diálogo precedido de amenazas o diatribas. Y eso lamentablemente es lo que sucedió cuando se hicieron declaraciones públicas por parte de algunos dirigentes del PIT-CNT previo a la solicitud de entrevista", sostuvo.

Vea más aquí sobre esa polémica.



El Frente Amplio

Frente Amplio

Legisladores de casi todos los sectores -menos el astorismo- pretenden realizar al menos un cambio al proyecto de Rendición de Cuentas que envió el Poder Ejecutivo. No quieren que en educación se recorten algunos recursos y se posterguen otros.

En el ida y vuelta a esta polémica que ya lleva un mes e incluye varios "no" de Vázquez, el presidente se ha mostrado inflexible en que se respete el acuerdo logrado entre la bancada y el gobierno.

Es que cuando el ministro de Economía Danilo Astori presentó su proyecto de ajuste fiscal, desde el FA hubo varios cuestionamientos. Durante un viaje del secretario de Estado, Vázquez se reunió con los legisladores y -con el aval de Astori- logró un acuerdo que implicó modificaciones importantes, sobre todo en los cambios al IRPF. En esa comunicación, el presidente dijo que no habría recortes presupuestales.

En cuanto volvió Astori dejó claro que esa postergación del gasto quedaría en el proyecto de ley y Vázquez asumió como propio el error de "comunicación".

El texto fue así al Parlamento y en el último mes los legisladores presentaron sin éxito varias alternativas.

Vea más sobre este asunto.

La última respuesta de Vázquez fue este lunes, cuando a través del prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, comunicó a los diputados de la izquierda que no está de acuerdo con crear más impuestos, una alternativa presentada para evitar el recorte.

Eso dejó a la bancada sin alternativas y ahora negocian para convencer al MPP de que la Rendición de Cuentas se apruebe como está en Diputados y luego se reabra la discusión en el Senado.

Pero Vázquez en este tema se mostró -de nuevo- inflexible, como ya lo había hecho con su propio partido pero en cuestiones más de tenor filosófico, como en caso de su posición sobre el aborto y el tabaco.



El "no" rotundo a Lacalle Pou


Vázquez y Lacalle Pou

En estos días el líder del Partido Nacional hizo una jugada arriesgada y de resultado al menos polémico. El análisis más lineal es que Luis Lacalle Pou perdió feo al cortarse solo y proponer a través de los medios que todo el partido abandonara la negociación por seguridad que fue convocada por el Poder Ejecutivo.

Primero tuvo resistencia interna. Luego la bancada y el directorio decidieron ir por el camino del medio y proponer que los proyectos de ley enviados hasta el momento se aprobaran en agosto y que los encuentros en Torre Ejecutiva se suspendieran para que se siga trabajando en el ámbito legislativo.

"Ni se votan los proyectos de ley en agosto, ni se suspenden las reuniones", dijo el martes a la noche el senador y presidente del directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber. Por eso la lectura evidente es que los blancos -y en particular Lacalle Pou- perdieron

Vea más aquí sobre este tema.

La otra interpretación posible -basada en que Lacalle Pou quedó solo en su rol de opositor a las políticas de seguridad del gobierno- es que es senador nacionalista es el único líder que busca lograr empatía con los uruguayos que están disconformes con la inseguridad.

En cualquier caso la actitud de Vázquez fue tan dura como efectiva para sus intereses: partió a la oposición y logró mantener el diálogo con el resto de los partidos con representación parlamentaria.



La más difícil: trancar con el Mercosur

MERCOSUR.jpg

Con el canciller Rodolfo Nin Novoa como punta de lanza, Vázquez también jugó duro en el Mercosur. Esta novela es más larga e intrincada. Pero se resume en la intención de Uruguay de deshacerse de la presidencia del bloque y entregarla a quien jurídicamente le corresponde: Venezuela.

Brasil y Paraguay ofrecen resistencia. Entienden que la situación política interna del país caribeño -donde lo que está sucediendo lo aleja cada vez más de un sistema democrático, no le permite asumir el bloque.

Nin Novoa defiende que se respete lo jurídico "por encima de lo político". Y que si los socios no quieren entregarle la presidencia del Mercosur se debe aplicar la cláusula democrática y suspender al país.

Las negociaciones tuvieron varias vueltas. Incluso Vázquez recibió al canciller de Brasil en Montevideo, cuando llegó a plantear su postura. Pero su gobierno no cedió en ningún momento y pese a que Paraguay y Brasil hicieron abortar una cumbre prevista para este fin de semana, Uruguay sigue firme en que se entregará la presidencia a Venezuela.

Es una jugada riesgosa porque tensa las relaciones con los socios regionales, pero que demuestra que el presidente atraviesa un momento de mucha firmeza en sus decisiones.


Populares de la sección

Acerca del autor