17 de mayo 2024
5 de abril 2024 - 15:57hs

A dos semanas del trágico suceso en la peluquería de Recoleta, donde Abel Guzmán -actualmente prófugo- arrebató la vida de Germán Medina de un disparo, Facundo Verdini, propietario del establecimiento, compartió detalles sobre los escalofriantes momentos previos al asesinato ocurrido el 20 de marzo, eventos que quedaron grabados por las cámaras de seguridad. En conversación con La Nación, Verdini describió la escena como un episodio en el que se sintieron "encerrados, secuestrados".

Según relata Verdini, los eventos se desencadenaron en el local después de que este cerrara al público. En ese momento, la víctima, el agresor y otras tres personas, entre ellas Verdini, permanecieron en el lugar consumiendo bebidas hasta que la tragedia se desencadenó. De manera inesperada, Guzmán, de 43 años, extrajo un arma de fuego de entre sus ropas y disparó fatalmente a Medina en la cabeza, para luego huir por la ventana.

El dueño de la peluquería, de apellido Verdini, compartió los escalofriantes momentos previos al fatal desenlace. Según su testimonio, él y los demás presentes, incluyendo a Medina, Charly, Noelia y Benjamín, estaban "tomando una cerveza", mientras Guzmán se encontraba en la cocina. "Medina nos estaba contando sobre un cumpleaños al que había ido el fin de semana", recuerda Verdini, señalando que durante esa conversación, Guzmán apareció "por un costado y se quedó parado".

"Nos dijo: 'Vamos a hablar'", recuerda Verdini. "El momento que no puedo sacar de mi cabeza es cuando saca el arma, yo nunca había visto una. Actuó de manera extraña, sacó el arma y comenzó a dirigir", agrega. "Vos sentate, vos parate, callate, vos no grites", así inició Guzmán, según el relato del propietario del establecimiento, la previa al crimen. "A Medina le dijo que se callara", continua el titular de la peluquería. De hecho, Verdini destaca que "prácticamente no hubo diálogo, no dijo nada y disparó", sin ofrecer explicación alguna. Sin embargo, admite que sabía que Guzmán y Medina habían discutido en varias ocasiones.

"Todos nos dimos cuenta de que activó el arma, nadie hablaba porque no sabíamos lo que iba a hacer. Cuando disparó, la volvió a cargar", relata Verdini, describiendo el estado de shock que él y sus compañeros experimentaron.

El nuevo video del dueño siendo perseguido por el asesino


En un nuevo video que salió a la luz en los últimos días, se observa cómo el dueño corre hacia un depósito y se oculta segundos antes de que el asesino lo siga. Las imágenes también muestran a Guzmán moviéndose con el arma en mano. Sobre esta secuencia, Verdini asegura: "Me fue a buscar".

"Nos tenía encerrados, secuestrados. Planeó todo y cerró todo. Cuando quise abrirle a la Policía [por la puerta principal], me di cuenta de que estábamos encerrados y él tenía la llave", agrega.

Consultado sobre los motivos detrás del asesinato de Medina, el dueño de la peluquería insiste en que Guzmán sentía "celos" hacia la víctima y hacia él mismo. "Nadie le hizo algo tan grave a Guzmán como para que hiciera esto, nadie le debía dinero ni lo trató mal. La única razón que encuentro es que tenía celos o envidia de Medina y también de mí; yo me incluyo porque me fue a buscar al baño", concluye.

Antes del trágico evento, después de enterarse de las disputas entre la víctima y el agresor, Verdini le quitó las llaves del comercio a Guzmán debido a sus "últimos comportamientos". "Iba a suspender a Guzmán al día siguiente, iba a tener una reunión con mi abogado y con él para suspenderlo, pero él no lo sabía", añade.

Temas:

Recoleta asesinato

Más noticias

Te puede interesar