18 de junio 2024 - 11:22hs

El Gobierno de Javier Milei volvió a poner en marcha la cuenta regresiva para sancionar la ley bases y para llevar adelante el postergado pacto de mayo. La nueva fecha que opera como zanahoria para el oficialismo es el 9 de julio.

La discusión sobre la constitucionalidad de lo que puede hacer la Cámara de Diputados con el texto que fue modificado por la Cámara alta será parte de la discusión. Por lo menos así lo plantean desde la oposición. Desde el oficialismo, no creen que ese debate sea necesario. Se aferran a un acto firmada en 1995 por las autoridades de ambas Cámaras y avanzan.

Más noticias

Comenzaron las negociaciones por la versión final de la ley bases

Las comunicaciones y las negociaciones serán vertiginosas, sobre todo en las próximas 48 horas. El objetivo del oficialismo es es insistir en la Cámara baja con varios de los artículos que estaban en la versión de la ley bases que salió de ese recinto y dejar sin efecto la mayor cantidad posible de los retoques que sufrió el texto en los últimos días.

En ese marco, los puntos que resaltó Guillermo Francos en la reunión que tuvo con los jefes de los bloques aliados al oficialismo la semana pasada tuvieron que ver con volver a incorporar la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias y las privatizaciones de Aerolíneas Argentinas, Radio Televisión Argentina (RTA) y el Correo, que en ambos casos fueron eliminadas por los senadores.

El trabajo del oficialismo, entonces, es conseguir los votos necesarios, que deben superar en proporción a los obtenidos para hacer las modificaciones en el Senado, para pulir el texto a su medida.

Los tiempos del debate en Diputados

El vértigo que tomarán las negociaciones durante las próximas horas están relacionadas con el cronograma legislativo que quiere imponer el oficialismo. Desde LLA pretenden obtener dictamen el 25 de junio para llevar el texto al recinto dos días más tarde. Como ya sucedió en el Senado, si no hay acuerdo, habrá postergación. Y el 9 de julio también se quedará sin su pacto.

Algunos referentes de la UCR, en diálogo con El Observador, abrieron el paraguas y dejaron la posibilidad abierta de que la sanción de la norma se demore hasta mediados de julio. “No está sencillo”, señalaron.

De hecho, algunos de los dirigentes involucrados en las conversaciones reconocen que el tratamiento de la iniciativa podría demorar hasta principios de julio, por lo que recién a mediados de año Milei podría conseguir que el Congreso le apruebe su primera ley.

Le negociación no será fácil. En el Congreso es un secreto a voces que los cambios en el Senado fueron cotillón. Una mera artimaña para destrabar la sanción de la ley. El radicalismo empieza a crujir. Habrá que esperar.

La versión más benévola que circula en los pasillos del Congreso señala que el “la Rosada apuesta a un mix. O sea, insistirá con la versión original, pero tomando alguno de los cambios del Senado”. Sin embargo, desde Unión por la Patria aseguran que LLA está en la búsqueda de los votos para insistir sin ninguna modificación con el texto que aprobó Diputados.

Temas:

ley bases Guillermo Francos Diputados

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos