28 de mayo 2024
7 de abril 2024 - 17:53hs

El Barça derrotó este domingo al Real Madrid (85-79) liderado por Nico Laprovittola (25 puntos) en un partido en el que, tras una primera mitad de mucho acierto (42-22, min.17), el cuadro catalán apretó los dientes en defensa y exhibió el carácter necesario para contener la remontada madridista.

La derrota, en la vigésima octava jornada de la Liga española de baloncesto, desbanca al Real Madrid del primer puesto por primera vez esta temporada, ahora en manos del Unicaja Málaga, mientras que el Barcelona ahora es tercero.

Más noticias

Lastrado por un mal inicio y sin pívots en los minutos finales por las eliminaciones de Tavares y Poirier, el cuadro blanco mejoró en la segunda mitad gracias al acierto exterior, liderado por Dzanan Musa (14 puntos) y Gaby Deck (14), pero jamás llegó a tomar la delantera pese a acercarse en el marcador.

El duelo arrancó con un eléctrico intercambio de canastas en el que cada equipo jugó sus cartas; el Barça buscó ataques rápidos para sorprender a Tavares y el Real Madrid percutió en el poste para explotar el físico del pívot, Deck y Yabusele (8-7, min.4).

Los marcajes se ajustaron con el avance del crono y, tras más de dos minutos sin canastas, la entrada de Ricky Rubio (8 puntos en el cuarto) desbloqueó al cuadro azulgrana, que en defensa se mostraba infranqueable, con tapones de Hernangómez y Da Silva a Campazzo y Deck.

Negado en el triple (1 de 8), el Real Madrid entró en barrena, mientras que el Barça despegó (27-9, min.10), impulsado por su juego de pases, el acierto exterior (6 de 7) y un Laprovittola estelar (11 puntos en el primer cuarto).

Sin la puntería del primer asalto, el cuadro catalán amplió la renta gracias a su agresividad en los dos lados de la pista y a la anotación interior (42-22, min.17), pero el equipo blanco empezó a enchufar desde el perímetro y necesitó un arreón, con dos triples de Llull y Deck y dos contraataques, para reengancharse al partido (45-33, descanso).

El paso por vestuarios devolvió a un Madrid mucho más certero y Grimau tardó tres minutos a pedir tiempo muerto (48-41, min.23). El Barça subió la intensidad atrás y despertó en ataque gracias al talento individual Laprovittola, pero el cuadro blanco sofocó la reacción y apretó el marcador a base de triples (57-54, min.27) sin completar la remontada al final del tercer cuarto (64-58).

El partido estaba condenado a un desenlace igualado. Ante la ausencia de Tavares, reservado desde el minuto 26 por problemas de faltas y eliminado en el 36, Hernangómez hizo estragos cerca del aro, alimentado por Laprovittola, pero el Real Madrid no daba su brazo a torcer, sostenido en ataque por Musa (71-67, min.35).

Cuatro puntos de Vesely y la eliminación de Poirier con cinco personales dejaron al conjunto blanco sin pívots y contra las cuerdas, pero el encargado de dar la puntilla fue Laprovittola, con un triple y una bandeja que pusieron al Palau Blaugrana en pie para celebrar la victoria ante el eterno rival (85-79). EFE

Temas:

España Barcelona Real Madrid

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias