El "sistema Milei" del poder
Luis Majul

Luis Majul

Periodista y director de El Observador 107.9 y El Observador Argentina

Zoom > el nuevo gobierno

Cómo funciona el "sistema Milei" para ejercer el poder

El presidente electo se reunió con Mauricio Macri y logró convencerlo de que su gobierno no puede ser percibido como un "Juntos por el Cambio 2.0". Cómo organiza y gestiona el poder y qué espera hacer apenas asuma
Tiempo de lectura: -'
04 de diciembre de 2023 a las 09:32

Para los analistas clásicos de la política, el sistema de ejercicio del poder del presidente electo Javier Milei es una incógnita.

Sin embargo, hasta ahora, y a pesar de los escépticos, y un poco a los tumbos, parece que le viene funcionando. La evidencia más concreta es el resultado de la cena secreta que compartieron el viernes pasado con Mauricio Macri.

Quienes vienen siguiendo con atención los detalles de la transición esperaban que Macri llegara con una enorme factura a cobrar y se fuera con buena parte del saldo pago. En cambio se retiró con las manos aparentemente vacías, pero contento. Y Milei salió con más apoyo genuino del que parecía gozar cuando ingresó.   

¿Cómo fue que lo logró? Milei le dijo lo que pensaba, sin vueltas. No sólo con respecto a lo que quiere hacer. También justificó, caso por caso, por qué había elegido a tal dirigente para tal cargo. Incluso cuando se trata de personas a las que Macri conoce y no respeta.

Milei y sus aliados, Macri y Bullrich

 

Para ser más precisos: el presidente electo no discute los nombramientos definitivos ni las medidas más relevantes con nadie. Al final del día, decide él y nadie más que él.

Los ejecutivos de empresas globales podrían argumentar que se trata de un sistema arcaico, inabarcable, demasiado personal y que no suele dar resultados.

Pero la verdad es que Milei confía sólo en unos pocos y, a veces, a ese puñado de colaboradores, también “los pone a prueba”, aunque se trate de su hermana Karina Milei o de su jefe de campaña durante las elecciones, Santiago Caputo.

¿Por qué Milei eligió como presidente de la Cámara de Diputados a Martín Menem por sobre Cristian Ritondo o Florencio Randazzo?

Porque, de acuerdo a sus cálculos previos, ni Ritondo ni Randazo le terminaban de garantizar la aprobación automática de ninguna ley. En cambio Menem le podría facilitar los consensos mínimos para aprobar las leyes más críticas.

¿Por qué designó a Luis "Toto" Caputo y a Patricia Bullrich sin consultar a Macri?

Porque comprendió de inmediato que ambos estaban dispuestos a aceptar, de cualquier manera. Pero también entendió que, si le empezaba a pedir a Macri “permiso” para incluir a cualquier dirigente de PRO, establecería con el ex presidente un vínculo de dependencia tóxico, del que le sería muy difícil salir.

¿Cómo está resolviendo Milei el rol de Federico Sturzenegger?

Parece que no necesitará “darle” un ministerio. Lo pondrá a dirigir algo que se denominará Unidad Transitoria de Desregulación y Competencia. Tendrá la misión de eliminar gran parte de las más 380.000 regulaciones que existen a nivel nacional, y que producen tantas trabas en el crecimiento real de la economía.

¿Por qué Guillermo Francos comunicó a María Eugenia Talerico que sería la directora de Migraciones y horas después la llamó para decirle que eso no sucedería?

No fue por un capricho de Francos, sino porque a Milei no lo terminaba de convencer.

En el medio de tantas idas y vueltas, hay quiénes piensan que, a caballo de la nueva administración, se instaló una nueva grieta. Donde, por un lado, se encontrarían, entre otros, Francos y el jefe de gabinete, Nicolás Posse, resistiendo la lógica de que el gobierno de Milei se transforme en una suerte de una versión de Juntos por el Cambio 2.0.

Y por el otro, Macri y sus más leales, tratando de que los peronistas supuestamente racionales no terminen colonizando a la nueva administración, ocupando los casilleros más decisivos del organigrama del Estado; desde Osvaldo Giordano en la ANSES hasta Daniel Scioli, ratificado como embajador argentino en Brasil, con el objetivo de reconciliar a Javier Milei con Ignacio Lula Da Silva.

Para comprender de manera cabal cómo decide Milei, falta confirmar, entre otras designaciones, quién irá a la AFI, quién ocupará la titularidad de la AFIP, quién se hará cargo del Banco Central y cómo quedarán las cosas en el área de Salud.

Guillermo Francos, futuro ministro del Interior

 

Para esto último Milei confía de manera incondicional en Sandra Pettovello, la designada ministra de Capital Humano.

Pettovello tendrá a su cargo las secretarías de Desarrollo Social, Trabajo y Educación, pero a fines de la semana pasada le pidió a Milei que quitara de su órbita la de Salud, y le devolviera al área la categoría de ministerio.

La ministra le dio dos argumentos de peso. Uno: los sistemas de salud público y privado de la Argentina están rotos y contaminados de corrupción; necesitan ser administrados fuera de Capital Humano. Dos: las “bandas” que se disputan el control de los negocios de la Salud son, por lo menos, tres, y podrían tratar de penetrar, si no las penetraron ya, a algunas figuras rutilantes del nuevo gobierno.

Por ejemplo: durante este fin de semana volvió a circular el nombre de Mario Lugones, director del Sanatorio Güemes, como posible ministro de Salud. A Lugones se lo considera un hombre de Enrique Nosiglia y Luis Barrionuevo, y ese vínculo puso en alerta, una vez más, a Milei.

El presidente terminará de decidir en las próximas horas quien se hará cargo de semejante responsabilidad. Pretende que sea un técnico no contaminado con los negocios. Y que trabaje en sintonía con el designado titular del PAMI y actual administrador del Hospital Fernández, Federico Azpiri.

Por lo demás, Milei está enfocado en satisfacer las dos demandas más urgentes de la Argentina: que baje la inflación y que podamos vivir en paz. Es decir, sin miedo a que nos maten para robarnos en celular y con libertad para ir a trabajar sin que nos corten la calle o la avenida por donde transitamos.

Durante la última cena que compartieron con Macri, el presidente comentó el resultado de una última encuesta que lo puso muy contento. La encuesta afirmaba que su imagen positiva había alcanzado los 70 puntos, pero que la mayoría de las ideas que proponía tenían todavía más aceptación; un apoyo de alrededor del 85%.

Esos datos le dieron pie para salir de la lógica del “toma y daca” y ofrecer su interpretación sobre el humor social imperante. Entonces, dijo: “Ganamos 56 a 44. Eso significa que juntos derrotamos al populismo. Ahora tenemos que convencer a los argentinos de que esta vez va en serio, que no hay más plata. Y que con ajuste tenemos esperanza. Pero sin ajuste esto vuela por los aires. ¿Cuento con vos para eso?”.

Lo mismo piensa hacer con cada uno de los gobernadores, diputados y senadores nacionales que todavía deshojan la margarita para elegir en qué lugar se tienen que poner.

El presidente confía en que la mayoría no va a poner palos en la rueda a la hora de aprobar la ley ómnibus que, desde el lunes siguiente a la victoria, revisa todos los días. Y su equipo trabaja con intensidad para mostrar quién es quién y ponerlos frente al escrutinio de la sociedad, en el caso de que algunos intenten boicotear la propuesta, o sacar provecho de su postura en el recinto.

Milei es consciente de que, a partir del próximo domingo, las agujas del reloj empezarán a dar vuelta para atrás, y que parte del kirchnerismo está agazapado, en modo helicóptero, para volver cuanto antes y terminar de destruirlo todo.

El presidente también pretende marcar la cancha desde el principio frente a quienes buscan disputarle el control de la calle. Ya alineó a la ministra de Seguridad de la Nación designada con el jefe de gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, su ministro de seguridad, Waldo Wolff y con su segundo Diego Kravetz, para evitar que corten las calles y las avenidas el miércoles 20 y el jueves 21 de diciembre, cuando se recuerden los 20 años de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Volvió a citar a Juan Perón, para anticipar que piensa hacer, en caso de que haya disturbios: “Dentro de la ley todo, fuera de la ley, nada”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...