19 de mayo 2024
4 de abril 2024 - 16:27hs

"¡Al carajo con el libre mercado!" Esta vez, el intendente kirchnerista del partido bonaerense de Castelli, Francisco Echarren, decidió utilizar una vez más las redes sociales para comunicar las acciones que se están llevando a cabo en su municipio para combatir la inflación.

Con un enfoque decidido, Echarren expresó: "Nuestro objetivo es que nuestros vecinos tengan acceso a verduras orgánicas y asequibles. Hemos comenzado con nuestra primera cosecha y en un plazo de dos años, esperamos poder abastecer a toda la ciudad. Estamos comprometidos en intervenir desde el estado municipal para garantizar que haya alimentos saludables, de alta calidad y accesibles para todos, producidos aquí mismo en Castelli".

Sin embargo, las respuestas de los usuarios no se hicieron esperar. Uno de ellos señaló: "¿Orgánicas? Deberías revisar esos bidones verdes [de glifosato]. En todo mienten, en todo". Mientras que otro cuestionó: "¿Los bidones de glifosato forman parte del protocolo orgánico? ¿O es más complejo de lo que parece?".

Incluso un productor local intervino en la conversación: "Chango, con todo respeto, me parece que tu producción orgánica no pasaría ni la primera inspección de aptitud". Y otro añadió: "Ofrecen verdura orgánica y luego utilizan bidones de glifosato. Así no hay manera, van a abastecer a costa de prometer una cosa y hacer otra".

Esta no es la primera vez que el dirigente K intenta hacer demagogia y ofrecer productos de primera necesidad a precios accesibles a los vecinos. En diciembre pasado, cuando el precio de la carne en pie en el Mercado Agroganadero (MAG) en Cañuelas experimentó un aumento significativo, Echarren anunció la implementación de una regulación de precios de alimentos básicos en su ciudad y sus alrededores, incluyendo productos cárnicos, con el fin de asegurar que ninguna familia se quedara sin comida. Sin embargo, poco se supo sobre la efectividad de este sistema.

"¿Sos vos el que prometía carne barata y luego se quedó sin carne?", le recordó un seguidor. De hecho, ya en mayo de 2021, Echarren había prometido carne hasta un 50% más barata tras llegar a un acuerdo con productores, carnicerías y un frigorífico local para ofrecer una variedad de cortes populares. "Bueno, creo que ya sabemos cómo termina esta historia", señaló otro usuario. "Intenta no gestionar los huertos como hiciste con la carnicería", añadieron otros.

Los comentarios en el hilo de la publicación se multiplicaron. "Producción orgánica que utiliza agroquímicos"; "Vas a tener que despedir al fotógrafo, los bidones de glifosato salieron en primer plano. Tan orgánico no parece"; "Tu demagogia está provocando hambre entre tus vecinos.

Deja la producción en manos de quienes saben. El populismo solo retrasa y con la comida no se juega"; "Intervenir, ¡qué concepto tan retrógrado, por Dios! ¿Acaso las verdulerías de Castelli venden productos 'no saludables' y 'de mala calidad'? Si hay intervención, hay corrupción, siempre es así", comentaron los usuarios.

Temas:

Aplicación de agroquímicos

Más noticias

Te puede interesar