17 de mayo 2024 - 11:17hs

En ese marco la semana que viene continuará el debate en Comisión en el que el oficialismo busca terminar de pulir un dictamen de mayoría que pueda sumar los 37 votos necesarios para ser aprobado en el recinto del Senado.

La mano de Victoria Villarruel para destrabar el tratamiento de la ley bases

El jueves fue el día clave. Los enviados del Ejecutivo Guillermo Francos, ministro del Interior, y José Rolandi, vicejefe de Gabinete, hicieron el último intento en soledad para cerrar los acuerdos de la ley bases. La negociación mano a mano con los representantes de la oposición no dio los resultados esperados y sólo engrosó la lista de modificaciones a consensuar.

Más noticias

En ese marco, sin más margen, los funcionarios recalaron en el despacho de la vicepresidenta Victoria Villarruel con un pedido concreto: sumar los votos que faltan para aprobar la ley.

La vicepresidenta no tardó en poner en marcha el engranaje que ya tiene montado en el Senado y que le permitió, entre otras cosas, definir a gusto del oficialismo el reparto de cargos y comisiones. En ese marco, se reunió por separado en la tarde del jueves con los referentes radicales Martín Lousteau y Maximiliano Abad. También hubo contactos con Guadalupe Tagliaferri del PRO y con por lo menos dos senadores del bloque federal.

Al término de la jornada había tranquilidad en el bloque libertario. Después de una semana intensa y de negociaciones fallidas el oficialismo dejó el palacio legislativo con la certeza de que el próximo miércoles podrá firmar dictamen y que la norma llegará al recinto antes de fin de mes.

Los cambios en la ley bases

El piso del mínimo no imponible para el impuesto a las Ganancias y los beneficios para las empresas que impone el Régimen de incentivo a las grandes inversiones (RIGI) son dos de los temas claves que será modificados en el marco de la negociación que lleva adelante el Gobierno con los bloques opositores. Pero no serán los únicos.

El dictamen que está aún en construcción podría avanzar con límites al recorte de la obra pública y las jubilaciones, en la modificación de las empresas sujetas a privatización y frenar la abolición del monotributo social.

En ese marco, el plenario de Comisiones se volverá a juntar el martes con la finalidad de dictaminar un día más tarde y dejar al texto en condiciones de ser tratado en el recinto el 29 de mayo.

Qué harán los diputados con los cambios en la ley bases

La mirada volverá a centrarse en la Cámara de Diputados. Las modificaciones que se le realizarán al proyecto en el Cámara alta imponen que el texto vuelva a la Cámara baja que deberá decidir si insiste con el texto original o convalida la nueva versión.

La desconfianza de los senadores a lo que pueda suceder con la ley bases regrese a Diputados contribuye a la demora en el trámite parlamentario.

Por eso, desde el comienzo de esta semana se activaron los contactos entre los referentes de la oposición dialoguista del Senado y sus pares de Diputados. Desde la Cámara alta buscan asegurarse de que sea su versión la que sea aprobada. Sin la conversación parece encaminada, en diputados no harán publica su postura hasta que la norma consiga los 37 votos necesarios para ser aprobada en el recinto que conduce Villarruel.

Temas:

ley bases Victoria Villarruel Diputados Senado

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos