23 de mayo 2024
13 de abril 2024 - 11:57hs

A 21 días del trágico asesinato de Germán Medina a manos de Abel Guzmán en una peluquería del barrio porteño de Recoleta, el propietario decidió reabrir el local este sábado y continuar con las actividades laborales bajo custodia policial, dado que el perpetrador sigue prófugo. Julio Mendoza, pareja de la víctima, expresó su descontento y aseguró que "nunca pidieron justicia".

"Seguimos sin rastros de él, sin saber dónde está. Lo primordial es seguir difundiendo su rostro, sus imágenes. Sabemos que Interpol emitió la alerta roja, por lo que pedimos a todos que sigan compartiendo la imagen de Abel Guzmán. Cada día que pasa, la posibilidad de encontrarlo se reduce, y nuestra indignación y dolor crecen", lamentó Mendoza en el programa Argentina en Vivo por C5N.

Posteriormente, reveló: "A medida que pasa el tiempo, vemos que la posibilidad de encontrarlo es más remota y la indignación y el dolor aumentan".

En cuanto a la reapertura de la peluquería donde ocurrió el asesinato de su pareja, Mendoza comprendió que "en algún momento iba a suceder, era inevitable". Sin embargo, "lo que molesta desde nuestro punto de vista es cómo se intentó ignorar lo sucedido". "De hecho, Facundo, en un principio, eliminó todo lo relacionado con Germán de sus redes sociales, incluida la solicitud de captura de Abel", argumentó Mendoza en referencia al dueño del negocio Facundo Verdini

 

Las críticas hacia el dueño de la peluquería Facundo Verdini


Luego añadió: "Después, asesorado por su abogado, no tuvo más opción que volver a publicar las fotos que había eliminado. Insisto, se intentó ocultar como si nada hubiera pasado. Es una persona que inicialmente afirmó tener miedo de que le sucediera algo, nunca salió en ningún lugar a exigir justicia por Germán, pero para reabrir la peluquería nuevamente, no muestra temor para exponer a sus empleados".

Además, cuestionó: "En ningún momento se tomó la molestia de preguntar si de alguna manera afectaba a la familia que volviera a abrir las puertas, ¿cómo esperaba que lo tomáramos desde nuestro punto de vista? No fue algo solicitado por sus empleados. Él solo piensa en su negocio, en su dinero y en seguir generándolo".

Reabrió la peluquería del crimen en Recoleta y recibió a varias clientas

La peluquería Verdini reanudó sus operaciones a partir de las 10 de la mañana, y varias clientas comenzaron a ser atendidas en el lugar del escalofriante crimen, donde el principal sospechoso se encuentra prófugo y con una alerta roja de Interpol. Una de las clientes salió apresurada del local, que estaba bajo custodia policial, y ante los periodistas comentó que todo estaba "bien" en la peluquería después de recibir atención por parte de una de las empleadas.

El abogado del propietario del comercio, Alejandro Cipolla, confirmó que recibieron la autorización judicial para la reapertura. Además, el defensor de Facundo Verdini destacó que previamente se realizaron algunas reformas y modificaciones, como el reemplazo del vidrio que se rompió debido al disparo que acabó con la vida del joven colorista.

A pesar de la presencia de custodia policial en el local, Verdini expresó su preocupación ante la posibilidad de un ataque por parte de Guzmán: "Todo el tiempo pienso en eso", afirmó en declaraciones a Canal TN. "Esto es una pesadilla, todavía no me recupero, él (Guzmán) sigue prófugo y eso me tiene intranquilo", añadió. Además, confesó que inicialmente no tenía la intención de reabrir el local, pero finalmente cambió de opinión porque "varias familias dependen de este trabajo".

Mientras tanto, la Justicia continúa buscando a Guzmán mientras verifican los últimos detalles en la peluquería. A pesar de que inicialmente se pensaba que estaba acorralado, tres semanas después del crimen no hay noticias sobre su paradero. Durante este tiempo, se han llevado a cabo varios allanamientos y se ha emitido una orden de captura nacional e internacional.

Según informes, las sospechas apuntan a que el crimen, que fue registrado por completo por las cámaras de seguridad del local, fue planificado varios días antes y el móvil podría haber sido diferencias y celos profesionales.

Temas:

Recoleta asesinato

Más noticias

Te puede interesar