17 de mayo 2024
2 de febrero 2024 - 13:19hs

En medio de las urgencias del Club Atlético River Plate por el cierre del mercado de pases y la necesidad de cubrir la falta de jugadores, los millonarios debieron hacer honor a su apodo para garantizarse la incorporación del mediocampista central Rodrigo Villagra, de Talleres de Córdoba, con un desembolso que se convirtió en transferencia más cara de la historia entre clubes argentinos. 

Si bien las cifras con extraoficiales todavía el monto total de la inversión ronda los 12 millones de dólares brutos -cerca de 9 millones netos si se descuentan los impuestos-, con el 15% a favor de Talleres del valor que River cobre por el jugador en una futura venta y un 10% de la ficha de Federico Girotti que pasa a manos del conjunto cordobés, que aún no difundió los detalles de la venta. 

Villagra, de 22 años y formado en Rosario Central, se hizo la revisión médica el jueves y en las próximas horas podría entrenarse por primera vez junto a sus nuevos compañeros del conjunto de Martín Demichelis

De este modo, la operación se transformó en la venta más cara de toda la historia de Talleres de Córdoba, y la segunda compra más costosa en la historia de River. De acuerdo con el sitio Transfermarkt, sólo la supera la de Lucas Pratto, comprado a San Pablo, de Brasil en 2018, en unos 14 millones de dólares brutos. Esta operación tuvo su rédito en lo deportivo, con la consagración en la Copa Libertadores de ese año en una final en Madrid ante Boca, aunque en lo económico River la inversión se vio perjudicada por las lesiones que sufrió Pratto.

A diferencia de Pratto, que tenía 29 años cuando llegó al equipo millonario,  Villagra llega con apenas 22 años, por lo que River puede apuntar a venderlo en unos años al exterior en una suma aún más elevada que la que pagó. 

Villagra llega para aportarle a River quite, dinámica y panorama en la zona medular del campo, un lugar en el que River había perdido dos figuras.

Enzo Pérez, Bruno Zuculini y hasta el charrúa Nicolás De la Cruz, que podía jugar ahí, ya no están. La salida del capitán, sobre todo, generó la necesidad de cubrir ese espacio, más allá de que lo simbólico no podrá suplirse. El ingreso de Fonseca parecía insuficiente (llegó con apenas 33 partidos en primera, pese a su edad), y Martín Demichelis insistió para ir por más: así se gestó la compra récord de Villagra. El cordobés de 22 años es un experto recuperador de pelota -puede llegar a los dos dígitos en ese rubro durante un partido con facilidad-, y también gambetea. No es un negado con la pelota y suele acertar en los pases largos. Todas estas virtudes le valieron la convocatoria a la selección Sub 23 que dirige Javier Mascherano. En el predio de Ezeiza que lleva el nombre de Lionel Messi coincidió con la Pulga. Y, claro, hubo selfie.

La operación entonces la tercera compra de la historia en el fútbol local: Pratto sigue siendo la más cara de todas, detrás se ubica Juan Román Riquelme, por quien Boca le pagó a Villarreal, de España más de 12 millones de dólares a comienzos de 2008. 

Temas:

Pase de año

Más noticias

Te puede interesar