16 de mayo 2024
15 de abril 2024 - 21:06hs

Una mujer boliviana llegó al Hospital San Vicente de Paul de Orán, en Salta, para dar a luz, pero al recibir una factura por los servicios médicos, que ascendía a aproximadamente $245.000, decidió retirarse sin pagar. En la provincia de Salta, los extranjeros que tienen una residencia transitoria y precaria están obligados a cubrir los costos de su atención médica, a menos que se trate de una emergencia.

Según información proporcionada por el gerente del hospital, Alejandro Fabián Valenzuela, la mujer llegó a la sala de emergencias de ginecología acompañada por su esposo, quien es residente de Orán. Sin embargo, la mujer no pudo presentar documentos que confirmaran su residencia en Argentina. Ante esta situación, el hospital procedió a realizar la denuncia correspondiente y solicitó la intervención de las autoridades migratorias.

"La paciente llegó con un embarazo a término, pero el médico de guardia determinó que aún no estaba en trabajo de parto, por lo que se le informó que debía abonar los servicios médicos o regresar a su país si no tenía los medios para pagar", explicó Valenzuela.

Este incidente se enmarca en un cambio en la política de atención médica para extranjeros implementada por el gobernador Gustavo Sáenz en febrero de este año. El mandatario estableció que los extranjeros que no residan en Argentina deben pagar por los servicios de atención médica que reciban.

Según Valenzuela, la pareja llegó al hospital durante la mañana y, al enterarse de que debían pagar por la atención médica, se retiraron molestos. Sin embargo, horas más tarde regresaron con el trabajo de parto muy avanzado, por lo que se les brindó atención médica tanto a la mujer como al bebé.

"Al día siguiente, se les informó sobre el costo total de los servicios, que ascendía a $245.000. En ese momento, el esposo, que es argentino, argumentó que no les correspondía pagar esa suma", relató el gerente del hospital. Ambos adultos se fueron del hospital con el bebé.

"Ya que la paciente estaba lista para recibir el alta, manifestaron que no iban aabonar la factura", agregó Valenzuela, quien también confirmó que se inició un proceso judicial contra la mujer.

"Queremos determinar la situación migratoria de esta persona al ingresar al país. Tenemos numerosos casos de personas que se encuentran de manera ilegal, y es posible que este sea uno de esos casos", señaló Valenzuela, quien además mencionó que no se pudo verificar si el hombre que afirmaba ser su esposo realmente lo era.

Salta es la primera y única provincia que ha establecido el cobro por servicios médicos a extranjeros no residentes.

 

 

Temas:

Maternidad

Más noticias

Te puede interesar