17 de mayo 2024
23 de abril 2024 - 9:06hs

El lunes, la atmósfera en la casa de Gran Hermano se vio conmocionada por el anuncio de Juliana "Furia" Scaglione sobre su diagnóstico de leucemia. Ella misma compartió la noticia después de que se generara una gran expectativa en torno a su salud en los últimos días. "Tengo algo que es una verga, pero que no tengo que andar de tratamiento y por ende, como es nivel uno y no es en nivel cuatro, puedo seguir estando acá adentro. Chicos, tengo leucemia grado 1. Y no es joda, no es chiste. No es nada", expresó la participante, conocida por su actitud polémica en esta edición.

Después del anuncio, la atención se desplazó al estudio, donde Santiago del Moro, como moderador del debate del programa, solicitó la opinión de los expertos. Laura Ubfal elogió la valentía y autenticidad de Furia, “Muy sincera, muy fuerte. Más fuerte que todos los que están ahí adentro. Es tan Furia, tan querida, tan ella, que hay poco que decir. Solamente admirarla y realmente cuando te dan un diagnóstico así, más de uno no se levanta de la cama. Hay que aguantarlo y ella aguanta”. Mientras tanto, la cámara enfocaba también a Paloma Méndez, la última concursante eliminada, cuyos ojos estaban llenos de lágrimas. En ese momento, el conductor interrumpió a Ubfal para dirigirse a Catalina Gorostidi, otra exconcursante, y solicitar su perspectiva.

"¿Qué te pasa Cata, que te veo ahí? Vos conocés de esto, que sos médica...", le preguntó. Pero ella, visiblemente afectada, no pudo articular palabras y simplemente negó con la cabeza. "No, no... Nada. No, la verdad que me sorprendió, nos sorprendió. No quiero hablar, perdón", dijo entre lágrimas la médica pediatra.

Más noticias

"No tengo que tratarlo porque está en nivel uno si eso no crece. Todos los meses me tengo que sacar sangre para ver qué onda", compartió Furia mientras sus compañeros guardaban silencio.

 

"Puede ser que a los cuarenta años me pegue el nivel tres y bueno, cagamos. Pregunté qué es lo que tengo que hacer y es lo que hago. Vida sana, que no fume tanto, porque ya saben lo que el cigarrillo hace. No puedo entrenar lo que entrenaba antes, o sea que no puedo ser atleta de alto rendimiento, pero sí puedo entrenar pero no cagarme a palos como lo hacía", explicó con determinación mientras algunos de sus compañeros, como Virginia, lloraban.

"Me tengo que sacar sangre todos los meses, pero quédense tranquilos que estoy bien porque sino no estaría acá adentro. Me hubieran internado y ya no podría seguir en el juego. Mi idea es seguir adelante con todo esto que es mi vida, igual que la de todos ustedes. Todos cambiamos nuestra vida por esto. Así que no se preocupen", aseguró, mientras el resto la observaba con seriedad y preocupación.

"Quiero que quede claro que este juego no hizo nada para que yo esté así, obvio. Yo creo que es por todo lo que me aguanté de mi familia. Es la bronca que tengo de cosas que no perdoné y que tengo que liberarme y sanar. Sacarme toda la mierda y soltar todo", expresó sinceramente, mientras el resto del grupo le agradecía por compartir algo tan personal.

 

"Son mi familia, por más que no quiera admitirlo", concluyó, mientras recibía abrazos de Bautista y consolaba a Virginia para evitar que llorara. Minutos más tarde, en el confesionario, Juliana se dirigió directamente a la audiencia y al presentador. "Yo me debo a la gente. Estaría bueno que los ‘Furiosos’ lo sepan, la gente que me apoya. Piensen que cuando yo entré al canal antes de entrar acá había tres personas esperándome. Hoy no sé cuánta gente tengo, si tengo tribuna o no. Cuando entré estaba Tomi, la novia de mi sobrino y mi amiga Ro. Otros habrán tenido más tribuna y yo entré compungida. Le había avisado a otra gente pero no fueron, así que imagínense con el dolor con el que entré. No me están apoyando o tal vez tienen miedo a las cámaras. Son muchas cosas", explicó.

"Si lo comunico, no es por protagonizar o por escandalizar, que es algo que me lo puedo guardar para mí. Hoy decidí contárselo a mis compañeros que están acá adentro porque los considero mi familia. Con algunos estoy viviendo desde hace cuatro meses", aseguró. "Ellos me vieron salir y estaban esperando la respuesta. Hoy entré con un abrazo y tal vez se dieron cuenta. La otra vez vine más cagándome de risa y esta vez los abracé uno por uno", añadió sinceramente.

Temas:

gran hermano GRan Hermano Argentina Gran Hermano 2023 Furia Gran Hermano

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar