17 de mayo 2024
17 de abril 2024 - 13:07hs

Alejandro Isaías Núñez, conocido como "Chucky Monedita", ha sido identificado como el presunto líder detrás de los recientes y sangrientos crímenes que han sacudido a la ciudad de Rosario a principios de marzo. Con apenas 27 años, este individuo oriundo del barrio Tablada ya había estado tras las rejas desde 2015 por un homicidio, entre otros delitos.

Chucky es parte de la estructura delictiva que alguna vez lideró Guillermo "Torombolo" Pérez, rol que heredó de su hermano mayor, Marcelo "Monedita" Núñez, quien fue asesinado a los 17 años durante una disputa por el control del narcomenudeo en 2007.

Aunque tuvo una breve estancia en la cárcel de Coronda, la mayor parte de su tiempo en prisión lo pasó en la Unidad 11 de Piñero, donde estableció conexiones con el capo narco Esteban Lindor Alvarado. Estas conexiones le permitieron ofrecer su "mano de obra" a personas como Mauricio "Caníbal" Laferrara, condenado por seis asesinatos y actualmente prófugo desde su fuga de la cárcel de Devoto en octubre pasado.

Más noticias

Durante su estancia con "Caníbal", Chucky enfrentó nuevas acusaciones por liderar una asociación ilícita que, en octubre de 2020, planeó el asesinato por encargo de un testigo clave en el juicio contra Esteban Alvarado. Además, en diciembre de 2023, se le abrió una causa por liderar una organización de narcomenudeo en Tablada y Villa Gobernador Gálvez, cometiendo los delitos desde la cárcel de Piñero.

Recientemente, en el Centro de Justicia Penal rosarino, se determinó que Chucky ordenó la ola de asesinatos que conmovió a la ciudad en marzo, incluso estableciendo que les habría pagado entre 200 y 400 mil pesos a los jóvenes sicarios para cometer los ataques contra dos taxistas, un colectivero y un playero en Rosario. Estos hallazgos surgieron de escuchas telefónicas donde Chucky impartía órdenes a sus subordinados desde la cárcel.

Además se conoció que Núñez le habría encomendado el plan a su pareja, Brenda Pared, quien cumple prisión domiciliaria por una causa relacionada con drogas y es la única persona autorizada a visitarlo en la cárcel. Según la investigación, ella se encargó de distribuir armas a los sicarios, con la ayuda de cómplices como Macarena Muñoz y su pareja, Gustavo Márquez, quienes reclutaron a dos menores para cometer los crímenes.

 

Temas:

Rosario violencia en rosario

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar